Nathaniel Woods, un hombre de 44 años condenado a muerte por ser considerado cómplice en el asesinato en 2004 de tres policías de Birmingham, Alabama, fue ejecutado la tarde de este jueves en Estados Unidos. Este caso ha causado gran polémica porque el asesino confeso del crimen, Kerry Spencer, aseguró que Woods es “100% inocente”. Además, en torno a su causa se había producido una gran movilización de personas que lo defendían como la socialité Kim Kardashian y Martin Luther King III.

Pese a todo, Woods fue ejecutado con una inyección letal la noche de este jueves, dando cumplimiento a una condena que le fue impuesta en 2005. El hombre fue pronunciado muerto a las 9.01 pm, hora local, en la prisión estatal de Atmore, Alabama ().

Woods no disparó a los agentes, pero se le impuso la misma sentencia de muerte que al pistolero, Kerry Spencer (Foto: AP)
Woods no disparó a los agentes, pero se le impuso la misma sentencia de muerte que al pistolero, Kerry Spencer (Foto: AP)

Woods fue condenado a muerte por participar en el asesinato de los tres policías, pero no por ser la persona que abrió fuego contra ellos. Kerry Spencer, el hombre también condenado a la pena capital por ser considerado la persona que disparó a los agentes y los mató, mantiene que Woods es “inocente 100%”. “Sé que ese es un hecho, porque yo soy la persona que disparó y mató a los tres agentes”, agregó.

La ejecución se produjo después de que la Corte Suprema de losemitió una suspensión temporal para considerar las apelaciones de último minuto y luego rechazó las peticiones del interno. También se produjo después de que el gobernador de Alabama, Kay Ivey, le dijo al abogado de Woods que había negado una solicitud de clemencia.

Familiares del preso condenado Nathaniel Woods ante las autoridades de Estados Unidos (Foto: AFP)
Familiares del preso condenado Nathaniel Woods ante las autoridades de Estados Unidos (Foto: AFP)

EL TRÁGICO DÍA EN QUE MURIRERON TRES POLICÍAS

Los tres policías murieron atacado por una lluvia de disparos en 2004 en la ciudad más grande de Alabama. Carlos Owen, Harley A. Chisolm III y Charles R. Bennett fallecieron mientras intentaban, junto a un cuarto compañero de trabajo, ejecutar una orden de detención por un delito menor de asalto doméstico contra Woods en una casa presuntamente utilizada por narcotraficantes.

Este fue considerado culpable de haber preparado una emboscada contra los agentes, contribuyendo así a facilitar que Kerry Spencer abriera fuego con un rifle y matara a tres de ellos, según explicó la Fiscalía.

Sin embargo, el proceso judicial que examinó el caso resultó ser controvertido y las circunstancias de aquellos hechos nunca aparecieron esclarecidas del todo.

El agente que sobrevivió a ese día de sangre declaró en 2005 que Woods gritó "me rindo, me rindo” antes de que empezara el tiroteo.

A lo largo del juicio, también salieron a la luz dudas sobre la integridad de dos de los agentes asesinados, quienes supuestamente tenían un historial de corrupción ya que aceptaban dinero de narcotraficante a cambio de hacer la vista gorda sobre sus actividades ilícitas, según publicó el medio The Appeal.

NATHANIEL WOODS SENTENCIADO A MUERTE

Woods fue condenado por 10 de los 12 jurados en 2005. Alabama es el único estado de Estados Unidos que no requiere un veredicto unánime para imponer la pena de muerte.

En el caso de Woods, el jurado votó a favor de la pena capital 10-2. El estado de Alabama sostuvo que el hombre participó activamente en los asesinatos y luego se jactó de ello en declaraciones, letras de canciones y obras de arte. Para Spencer, aún no se ha fijado la fecha de ejecución.

En su juicio de 2005, los fiscales argumentaron que Woods odiaba a la policía y atrajo a los oficiales a su casa en Birmingham para que Spencer pudiera matarlos. Pero Woods sostuvo “firmemente su inocencia en cualquier plan para atraer a los tres oficiales a la casa ese día”, según sus abogados.

Familiares del preso condenado Nathaniel Woods hablan con reporteros en el exterior del correccional Holman, en Alabama (Foto: AP)
Familiares del preso condenado Nathaniel Woods hablan con reporteros en el exterior del correccional Holman, en Alabama (Foto: AP)

El último equipo legal que tuvo Woods dijo que su representación anterior era inadecuada, y que las pruebas, incluyendo las acusaciones de mala conducta policial y el testimonio de testigos cuestionables no fueron revisadas por los tribunales de apelación debido a errores legales.

En una carta abierta a los medios de comunicación, el también condenado por el caso, Kerry Spencer, describió a Woods como "100 por ciento" inocente, diciendo que "esto es un hecho porque soy la persona que disparó y mató a los tres oficiales".

El día de su ejecución, Woods no pronunció su última palabra antes de morir, pero pareció juntar las manos en un gesto atribuible a una expresión de su fe islámica.

DEFIENDEN LA INOCENCIA DE NATHANIEL WOODS

Unas 120 mil personas, incluyendo a la socialité , habían solicitado a la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, suspender la ejecución de Nathaniel Woods.

“¿Está dispuesta a permitir que un hombre que podría ser inocente sea ejecutado?”, preguntó Martin Luther King III, hijo del fallecido líder del movimiento de los derechos civiles, en una carta dirigida a Ivey y publicada en Twitter.

En una carta publicada después de la ejecución, la gobernadora señala que el caso de Woods fue revisado al menos nueve veces en los últimos 15 años y afirmó que la evidencia mostraba que el condenado "tomó una parte integral en el homicidio intencional de los tres policías".

Por su parte, Martin Luther King III, hijo del líder de los derechos civiles, preguntó en una carta dirigida a la gobernadora publicada que publicó en su cuenta de Twitter: "¿Está dispuesta a permitir que un hombre potencialmente inocente sea ejecutado?".

King hizo una declaración crítica después de que Woods fuera ejecutado, condenando la decisión.

"En el caso de Nathaniel Woods, las acciones de la Corte Suprema de Estados Unidos y de la gobernadora del Estado de Alabama son censurables y han contribuido potencialmente a una injusticia irreversible", escribió. "La prisa por ejecutar al Sr. Woods es una burla a la justicia".

Mientras que tuiteó lamentando la ejecución y enviando condolencias a la familia de Woods. El hombre de 44 años es el quinto preso ejecutado en Estados Unidos en lo que va de 2020.

VIDEO RECOMENDADO

Daños de los tornados en Tennessee

TE PUEDE INTERESAR