• Al no tener padres y un hogar formal, Damien no era colocado en la parte superior de la lista de espera para un nuevo riñón. (Foto: captura KDVR)
    1/3

    Al no tener padres y un hogar formal, Damien no era colocado en la parte superior de la lista de espera para un nuevo riñón. (Foto: captura KDVR)

  • Tras empezar a vivir con el profesor, el niño logró escalar en la lista de trasplante, el que puede suceder en los próximos días. (Foto: captura KDVR)
    2/3

    Tras empezar a vivir con el profesor, el niño logró escalar en la lista de trasplante, el que puede suceder en los próximos días. (Foto: captura KDVR)

  • Damien disfruta de vivir con Finn Lanning, cocinar y jugar juntos en el nuevo hogar.  (Foto: captura KDVR)
    3/3

    Damien disfruta de vivir con Finn Lanning, cocinar y jugar juntos en el nuevo hogar. (Foto: captura KDVR)

Estar en una lista de espera para un trasplante genera dolor e incertidumbre y si a esto le sumamos el pertenecer a un albergue y que decenas de personas se nieguen a adoptarte por tener un mal en el riñón se puede volver una pesadilla. Esto es lo que vivió un pequeño de 13 años llamado Damien, hasta que su historia cambió por completo gracias a su profesor.

El mal que lo aqueja es denominado , lo que significa que necesita un órgano nuevo para crecer con mejores condiciones de vida.

El no tener un hogar estable se convirtió en una piedra en el camino para este chico pues cada vez era puesto más abajo en la lista de espera. Además, su enfermedad generaba que pase muchas temporadas internado en el hospital y tuviera que dejar sus estudios, los cuales inició gracias a un familiar lo hospedó. Un día, su maestro Finn Lanning recibió una mala noticia: Damien le dijo que no regresaría a la Academia AXL porque estaba yendo al hospital en Denver, .

El hombre decidió no quedarse de brazos cruzados y lo adoptó para así darle el hogar estable que necesita para asegurarse finalmente de que está aprobado para una donación. A esto le sumó la creación de una página en para conseguir donaciones.

“Si hubiera tenido un hogar consistente durante su vida, seguramente habría recibido un trasplante hace mucho tiempo. Desafortunadamente, la falta de vivienda estable le ha impedido ser elegible cuando los riñones estuvieron disponibles”, escribió Finn Lanning.

El chico de 13 años, a pesar de sus problemas de salud, era un “excelente estudiante y un ser humano amable, generoso y motivado. Se destacó en la escuela, y su salud mental y física mejoró. Estas mejoras le permitieron ser aprobado por su equipo médico para volver a colocarlo en la lista de trasplantes, una medida que significaba que probablemente estaba a solo unas semanas o meses de recibir un riñón que haría mucho más posible su vida”.

Sin embargo, todo cambió de la alegría a la preocupación cuando el familiar ya no pudo seguir cubriendo las necesidades de Damien y tuvo que volver al albergue. Esto ocasionó que su salud empeorara y volviera al hospital. Es aquí donde el profesor puso manos a la obra e ideó cómo conseguir fondos para cubrir sus gastos, como los 200 dólares que debía invertir cada semana para asegurarle una dieta estricta.

En una entrevista con FOX31, el hombre indicó que se le ha trasladado a la parte superior de la lista de espera para un nuevo riñón, el que espera recibir en las próximas dos semanas. "Estamos planeando simplemente permanecer juntos. Esperando la adopción oficial, probablemente", agregó Damien.

En tres meses de creación de la página en GoFundMe, Finn Lanning superó su meta de $30,000 y recaudó $47,288. Este dinero le permitirá al pequeño de 13 años tener una mejor vida, luchar por su esperado trasplante de riñón y crecer en un ambiente lleno de amor y compañía, alejado de los albergues.

TAGS RELACIONADOS