Las garrapatas son vectores de múltiples enfermedades.  (Referencial - Pixabay)
Las garrapatas son vectores de múltiples enfermedades.  (Referencial - Pixabay)

Cinco miembros de una familia indígena en murieron a causa de una bacteria transmitida por la picadura de una garrapata, informaron este miércoles las autoridades de Salud, que confirmaron que otras cinco personas se encuentran afectadas por la enfermedad.

La bacteria causante de los decesos fue identificada como "Rickettsia rickettsii, que se asocia a la enfermedad conocida como Rickettsiosis (fiebre maculosa de las montañas rocosas)", dijo el Ministerio de Salud.

Las cinco víctimas confirmadas pertenecían a una misma familia indígena del distrito de Kankintú de la comarca Ngäbe Buglé, de cuyo deceso se informó la semana pasada y sus causas eran investigadas.

Las autoridades precisaron este miércoles que han detectado hasta ahora 10 casos de personas afectadas por la bacteria, todos en la comarca.

Las autoridades panameñas sostienen que hay más personas afectadas. (Referencial - Pixabay)
Las autoridades panameñas sostienen que hay más personas afectadas. (Referencial - Pixabay)

Se trata de las cinco personas ya fallecidas, y otras cinco, de las cuales 3 están hospitalizadas y presentan una "mejoría clínica" y las otras 2 "rechazaron la evacuación del aérea" comarcal y "son manejados en la comunidad".

"Estamos realizando el seguimiento y atención medica en la comunidad, con el objetivo de implementar medidas sanitarias integrales y mantener la vigilancia epidemiológica. Se está ingresando por vía aérea al área, ya que el lugar es de muy difícil acceso", escribió el Ministerio de Salud en su cuenta de Twitter.

Las autoridades sanitarias recomendaron "evitar la exposición a las garrapatas, mantener la casa y sus alrededores limpios, dar un cuidado adecuado a los animales domésticos, y utilizar repelentes comerciales o naturales tanto en cuerpo y ropas".

En la misma Ngäbe Buglé fue detectado a medidos de diciembre un brote de tosferina que ha afectado a 98 personas, de las cuales 11 han muerto, de acuerdo con la información oficial actualizada a este miércoles.

Las autoridades sanitarias insistieron en la necesidad de aplicarse la vacuna contra la tos ferina ante la resistencia de algunos grupos indígenas a inmunizarse. 

TAGS RELACIONADOS