Módulos Tomas de Canal

'Popeye', el perro ‘foodie’ que vivía en la calle y ahora nunca falla al recomendar un buen plato

La tierna mascota fue rescatada tras estar abandonada en la calle y su carisma la ha hecho convertirse en el mejor ‘influencer’ de Instagram con cuatro patas

Adorable por donde lo mires, con cuatro patas y una colita que no deja de mover cada que ve un delicioso plato delante suyo. Él no es cualquier 'influencer', él es ‘Popeye’, el perrito ‘foodie’ al que varios aman en las redes sociales de Estados Unidos (EE.UU.) por recomendar los mejores restaurantes de Los Ángeles. Estos son ‘Pet-Friendly’ porque no solo quiere que comas rico, sino que lo hagas al lado de tu mascota. Esta es su increíble historia.

Si bien ahora lo suyo es posar para las fotos, visitar diversos locales y relamerse frente a una hamburguesa, su vida no siempre fue glamurosa. Él vivía en las calles hasta que un día Ivy Diep quedó encantada con su belleza y decidió adoptarlo.

Su fama data desde 2016, cuando le crearon la cuenta @PopeyeTheFoodie en Instagram sin imaginar el éxito que tendría. En ella se empezó a informar de los restaurantes en Los Ángeles donde las personas podían llegar a comer junto con sus mascotas. El natural carisma del can para posar ante la cámara se robó el corazón de todos.

En una entrevista concedida hace algún tiempo a la revista 'Time Out', su dueña Ivy Diep narró que “cuando encontramos a Popeye, estaba en la calle abandonado y famélico, con un cuerpo hiper-delgado y con todo su pelo blanco sucio y enmarañado. Un perro de tan sólo 3kg y con una vida muy difícil al que parecía que no habían dado nunca de comer”.

Eso cambió con el tiempo, cariño y cuidados que se les dio, y aunque no se sabe a ciencia cierta qué raza tiene (algunos dicen que es una mezcla entre un Yorkshire terrier y un Bichón maltés), hoy es toda una celebridad en Instagram.

Este perro ‘foodie’ es digno de aplaudir pues a diferencia de otras mascotas que se desesperan con solo oler una hamburguesa o pollo frito, ‘Popeye’ es muy educado y espera con calma a que se tomen todas las fotografías necesarias antes de probar algún bocado.

Fue justamente su tranquilidad la que motivó a su dueña a llevarlo un día a un restaurante y ver si se comportaba igual que en casa. Fue así que empezó a salir al lado de los platos que su dueña disfrutaba con una amiga, hasta que se ganó el total protagonismo y su cuenta propia.

Como todo ‘influencer’, este can no realiza sus incursiones culinarias de cualquier manera, él llega muy bien vestido luciendo sombreros, jerseys, gafas y accesorios muy modernos, pues tiene una imagen que cuidar.

Eso sí, si bien ‘Popeye’ nunca falla al recomendar un restaurante ‘Pet-Friendly’ no siempre come lo que aparece en las fotos, pues su dueña le lleva sus croquetas para así cuidar su alimentación, salvo que visiten un McDonald´s donde hayan nuggets de pollo porque ahí sí se descontrola. Son sus favoritos.

La historia de este ‘foodie canino’ es de lo más tierna y peculiar. En Instagram cuenta con más de 373 mil seguidores quienes no solo quedan impactados con los deliciosos platillos que promociona sino que no se resisten a lo bien que luce esta celebridad de cuatro patas que está esperando que le des 'seguir'.

IrMundial 2018