Módulos Tomas de Canal

Guardería en el cuartel, el plan que tiene Portugal para sumar mujeres militares

En la actualidad, apenas un 20% de los miembros que componen las Fuerzas Armadas portuguesas son mujeres, entre personal civil y militar

Mujer militar

El "Plan Sectorial para la Igualdad en la Defensa Nacional 2019-2021" ve el alistamiento de más mujeres como un "objetivo estratégico". (Imagen referencial / Pixabay: KeithJJ)

Pixabay / KeithJJ

Portugal quiere a más mujeres en sus Fuerzas Armadas y su plan para lograrlo pasa por implantar guarderías en cuarteles o contar con un asesor de género en el Estado Mayor, un proyecto que no admite más atrasos y es imprescindible, dicen los expertos, para representar a la sociedad.

El plan aterriza con los habituales discursos cargados de buenas intenciones en un documento guía para los militares, el "Plan Sectorial para la Igualdad en la Defensa Nacional 2019-2021", presentado el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, que ve el reclutamiento de más mujeres como un "objetivo estratégico".

Actualmente apenas un 20% de los miembros que componen las Fuerzas Armadas portuguesas son mujeres, entre personal civil y militar; en el último caso es donde se notan más las carencias: solo el 11% son féminas.

Subir esas cifras es esencial, dice el Ministerio de Defensa luso, no solo para que se produzcan menos desigualdades, sino para que haya "una participación más representativa de la sociedad portuguesa en la Defensa Nacional".

En total son 30 medidas distribuidas en tres apartados, "igualdad", "conciliación" y "formación", entre los que sobresale la "creación de equipamientos/estructuras de apoyo a la infancia que contribuyan para la conciliación entre la vida profesional, personal y familiar, como guarderías y jardines de infancia".

También destacan los "servicios de apoyo a la monoparentalidad, salas de estar equipadas para niños y ocupación de tiempo libre".

Y todo esto no son deseos, son órdenes para cumplir ya, subrayan a EFE fuentes cercanas al ministro de Defensa de Portugal, João Gomes Cravinho.

"Estos espacios estarán en toda la esfera de la defensa nacional, tanto en el ministerio como en las unidades militares y los locales de formación, en todos los organismos", destacan las fuentes.

No hay previsión del impacto que puede tener el plan, que ya "está en fase de implementación". Cada una de las tres ramas militares, Ejército de Tierra, Marina y Fuerza Aérea, está a la búsqueda de estas instalaciones y harán el consiguiente proyecto para adaptarlos "con ayuda de un grupo de igualdad", pero hay cierta prisa.

"La idea es comenzar ya este 2019, aunque su cumplimiento sea gradual hasta 2021", remarca el entorno del ministro. Un entorno que ha querido hacer una matización relevante: las guarderías no son solo para mamás-soldado.

"A pesar de que la maternidad está más asociada a la mujer, esperamos que esta medida tenga impacto en los hombres, porque hoy en día también los hombres sienten desafíos en la paternidad", es decir, las Fuerzas Armadas asumen que los hombres militares tienen una responsabilidad ineludible en esta cuestión.

Por eso, insisten: "esperamos que también tenga impacto en el desempeño profesional de los hombres y que se promueva la igualdad entre géneros en la defensa nacional".

Junto a las guarderías, se incluyen medidas como la creación de un asesor de género en el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas y los tres cuerpos militares, la "promoción de la paridad" en todos los niveles de mando o el proyecto de divulgación "militares por un día", dirigido a niñas adolescentes.

"Para combatir estereotipos y prejuicios culturales, los símbolos son de la mayor importancia. Cambiar la imagen y dar visibilidad a las mujeres que diariamente actúan en sectores considerados masculinos tiene que ser parte de nuestros esfuerzos", dijo al presentar el plan el ministro de Defensa luso.

El Gobierno de Portugal quiere por eso que se vea más a las profesionales que ya forman parte de sus Fuerzas Armadas: quiere que sean protagonistas las portuguesas "pilotando aviones, comandando navíos, liderando fuerzas en operativos".

"Mujeres generales, submarinistas y paracaidistas. En fin, en todas las funciones. Y queremos una Defensa que les cree las condiciones para que las mujeres puedan también soñar con estas carreras", agregó.

Porque lograrlo es "en primer lugar una contribución para unas Fuerzas Armadas más preparadas y más competentes". Nada nuevo en el discurso, pero ahora parece que sí en la realidad.

EFE

IrMundial 2018