Las relaciones de "idas y vueltas" pueden dañar la salud mental

El 60% de los adultos ha estado involucrado alguna vez en relaciones intermitentes, las cuales pueden provocar "desórdenes añadidos"

Rachel y Ross - Friends

(Foto: NBC)

NBC

Las relaciones llamadas de "idas y vueltas" son bastante comunes en la actualidad y, aunque haya quienes las vean con cierto nivel de normalidad, estas pueden llegar a dañar la salud mental de quienes estén envueltos en una de ellas.

Más allá de que algunas obras de ficción como series o películas hayan presentado historias de este tipo en las que finalmente "prevalece el amor", la realidad puede ser distinta. Un reciente estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Misuri y la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, encontró que las relaciones intermitentes.

Kale Monk, uno de los responsables del trabajo, señaló que una investigación previa halló que aproximadamente el 60% de los adultos ha estado involucrado en este tipo de relaciones y que más de un tercio de las parejas convivientes reportaron haber terminado para luego reconciliarse en algún punto.

"Comparadas con relaciones sin este patrón, las relaciones de idas y vueltas están asociadas con mayores tasas de abuso, comunicación más pobre y niveles de compromiso más bajos", señala el resumen del estudio.

Teniendo en cuenta lo anterior, Monk explicó que cortar un romance y retomar la relación no necesariamente supone un impacto negativo para la salud mental de las parejas.

"Terminar y volver a estar juntos no siempre es un mal presagio para una pareja", sostuvo Monk a la página de la Universidad de Misuri. "De hecho, para algunas parejas romper puede ayudar a que los compañeros se den cuenta de la importancia de su relación, contribuyendo a desarrollar uniones más saludables y comprometidas", añadió el experto en desarrollo humano y ciencias familiares.

"Sex and the City" -  Carrie y Mr. Big

La Universidad de Misuri cita como ejemplos de este tipo de relaciones a Ross y Rachel de "Friends", junto a Carrie y Mr. Big de "Sex and the City". (Foto: HBO)

HBO

No obstante, también está el aspecto negativo que cita el estudio. "Por otra parte, las parejas que terminan y vuelven rutinariamente pueden ser afectadas negativamente por ese patrón", añadió Monk.

Entre sus resultados, la investigación señala que la incidencia de estas relaciones cíclicas era similar en los diferentes tipos de relaciones. Sin embargo, se encontró una mayor presencia de 'idas y venidas' en las relaciones de pareja entre hombres en comparación con aquellas entre mujeres o personas de distinto sexo.

Sin importar el tipo de relación, al supervisar la salud mental de los individuos se encontró que la asociación entre las relaciones con muchas transiciones y la angustia.

"Los patrones de ruptura y renovación están vinculados a un incremento en los síntomas de angustis psicológica, indicando que la acumulación de transiciones en una relación puede crear un desorden añadido para los individuos", señala la conclusión del estudio.

Kale Monk indicó que por ello es importante que las parejas "miren debajo del capó" para darse cuenta del camino que toma su relación y decidir qué es lo mejor para cada uno. "Si los compañeros son honestos sobre el patrón (de idas y vueltas constantes), ellos pueden tomar los pasos necesarios para mantener sus relaciones o terminarlas a tiempo", explicó el investigador.

Monk brindó algunos consejos para las parejas que deseen evaluar el estado de sus relaciones. Algunos de estos son mantener conversaciones explícitas sobre las razones detrás de las rupturas previas y considerar que terminar con una relación tóxica siempre es un camino válido.

Tags Relacionados:

salud

relaciones

Leer comentarios ()

IrMundial 2018