Le donan 170 mil dólares para que se compre una casa y gasta el dinero en un auto de lujo. (Fotos: Nuove Radici World y Zanzara Republic)
Le donan 170 mil dólares para que se compre una casa y gasta el dinero en un auto de lujo. (Fotos: Nuove Radici World y Zanzara Republic)

El caso de Malika Chalhy, una joven de 22 años, conmocionó a hace unas semanas. Ella había decidido revelarle a sus padres que era lesbiana y que estaba enamorada de otra mujer. Poco después, su madre la corrió de su casa y amenazó de muerte, según reportaron los medios que dieron a conocer la historia.

Malika tuvo que pedir la ayuda de unos amigos para no dormir en la calle y pidió a las autoridades que la asistieran para poder recuperar sus pertenencias que se quedaron en la vivienda de sus padres, pero su progenitora negó siquiera conocerla.

Después de que su caso se volviera viral, la joven decidió iniciar una campaña en GoFoundMe, en donde la descripción decía que el monto recaudado le ayudaría a “reconstruir su vida” y comprarse una casa.

Como era de esperarse ante la popularidad del caso, Malika terminó reuniendo 170 mil dólares en una primera recaudación y otros 15 mil en la segunda; sin embargo, se supo recientemente que la joven italiana se había comprado un auto de la marca Mercedes Benz Clase A con el dinero recibido.

Fue la propia Malika quien publicó un video en sus redes sociales mostrando como manejaba el auto de lujo. Luego de que fuera criticada duramente, ella aseguró que el coche era propiedad de los padres de su pareja, con quien vive en Milán, pero al parecer era mentira.

Cuando se le preguntó sobre la precedencia del vehículo, la joven se justificó diciendo que quería darse “un capricho”. “Me compre un buen coche, podría haberme comprado uno pequeño y no lo hice. Si mentí sobre el coche es porque me encerraron, me metieron en un armario”, dijo, según recoge el medio italiano .

Además, se supo que no solo adquirió un auto, pues también la acusaron de comprar un bull dog francés valorizado en 3 mil dólares. De acuerdo al vendedor, aseguró que la joven de 22 años insistió en llevarse al perro más caro y, aunque al principio no la reconoció, luego lo supo.

“Gastó 3 mil dólares, pagó con transferencias bancarias, una el 15 de mayo y otra el 21. Se llevó al más caro”, declaró el vendedor.

Lee también:

TAGS RELACIONADOS