Stephen Hawking murió el 14 de marzo de 2018. (AFP)
Stephen Hawking murió el 14 de marzo de 2018. (AFP)

La obra póstuma reúne las respuestas de Stephen Hawking a las preguntas más frecuentes que le hacían y aborda temas como la existencia de Dios, la vida extraterrestre e incluso la política

A medio año de la muerte de Stephen Hawking, este martes fue publicado “Respuestas breves a las grandes preguntas”, el último libro del célebre físico británico. Más allá de la expectativa detrás de la obra póstuma del reputado científico, han dado mucho de qué hablar las palabras de Hawking en esta: “No hay Dios. Nadie dirige el Universo”.

La portada de "Respuestas breves a grandes preguntas", el último libro de Stephen Hawking. (Foto: Difusión)
La portada de "Respuestas breves a grandes preguntas", el último libro de Stephen Hawking. (Foto: Difusión)

Como su nombre indica, la publicación reúne las respuestas de Hawking a las preguntas que le hicieron de forma más frecuente a lo largo de su vida. El cosmólogo falleció antes de terminar la obra, pero esta fue completada por sus familiares.

De todas las interrogantes del público que llegaron a Stephen Hawking, aquellas sobre la existencia y naturaleza de Dios fueron algunas de las más insistentes, sobre todo desde la publicación del libro “Una breve historia del tiempo”.

“Si llegamos a descubrir una teoría completa, sería el triunfo definitivo de la razón humana, porque entonces conoceríamos la mente de Dios”, indicó el autor en aquel trabajo. No obstante, Hawking sostuvo más adelante que había sido malinterpretado.

En el último tramo de su vida, Stephen Hawking afirmaba ser ateo y que su condición de científico le impedía sostener una visión religiosa del universo. “Respuestas breves a las grandes preguntas” demuestra que mantuvo esa postura hasta el fin de sus días.

“Durante siglos se creía que las personas discapacitadas como yo vivían bajo una maldición que fue infligida por Dios”, señala el más reciente libro del astrofísico. “Prefiero pensar que todo puede explicarse de otra manera, por las leyes de la naturaleza”, agregó más adelante el divulgador científico.

Stephen Hawking
Stephen Hawking

“Lo que quise decir cuando dije que conoceríamos ‘la mente de Dios’ era que comprenderíamos todo lo que Dios sería capaz de comprender si acaso existiera. Pero no hay ningún Dios. Soy ateo. La religión cree en los milagros, pero estos no son compatibles con la ciencia”, dijo el científico en una entrevista con El Mundo en 2014.

- Otras ideas
Además del debate sobre Dios, Stephen Hawking también abordó otros temas como la inteligencia artificial o la existencia de la vida extraterrestre. Sobre este último apartado, indicó que “hay formas de vida inteligente allá afuera”.

“Necesitamos tener cuidado al responder hasta que nos hayamos desarrollado un poco más”, añadió Hawking. El físico creía en la posibilidad de que las civilizaciones extraterrestres podrían tener una actitud muy poco benevolente hacia la humanidad.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

“Encontrar una civilización avanzada podría ser como cuando los nativos americanos se encontraron con Colón”, había dicho antes en el documental “Stephen Hawking's Favourite Places”.

En cuanto a la inteligencia artificial, Stephen Hawking manifestó que esta podría llegar a ser más astuta que sus creadores, mientras que sobre los viajes en el tiempo sostuvo que estos no podían ser completamente descartados en base a “nuestro conocimiento actual”.

El fallecido hombre de ciencia también dejó constancia de su esperanza de que la humanidad pueda “viajar a cualquier parte del sistema solar en los próximos 100 años”.

El autor tampoco dejó de hablar de la influencia de la política en el mundo actual, apuntando a hechos específicos como el Brexit, con el que siempre fue crítico, y la llegada al poder de Donald Trump.

(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

“Con el Brexit y Trump ahora ejerciendo nuevas fuerzas en relación con la inmigración y el desarrollo de la educación, estamos presenciando una revuelta mundial contra los expertos, y eso incluye a los científicos”, explicó Hawking.

Más allá de que muchos podrían ver algunas de estas consideraciones como pesimistas, el autor quiso plasmar su esperanza en la humanidad al hablar sobre la forma en la que estaba debería afrontar el futuro: “Recuerda mirar las estrellas y no a tus pies”.

TAGS RELACIONADOS