La mascota de la familia era quien tocaba el timbre para que le abrieran la puerta todas las tardes tras escaparse | Foto: Giglio Bernini
La mascota de la familia era quien tocaba el timbre para que le abrieran la puerta todas las tardes tras escaparse | Foto: Giglio Bernini

Todos los días y a la misma hora, el timbre de su hogar empezaba a sonar. Lo extraño es que del otro lado del portón no había absolutamente nadie. Giglio Bernini y su familia creyeron que un se presentaba por la tarde a manifestar su presencia, por lo que decidieron instalar cámaras de seguridad alrededor, descubriendo al responsable.

La casa de Bernini está ubicada en el municipio de Alto Taquari, en el estado de Mato Grosso en Brasil. Junto a ellos también vive Faísca, su adorado perro de seis años de edad y que sale casi todas las tardes a jugar por el vecindario.

TE PUEDE INTERESAR: Empleado de conocida tienda virtual muestra lo complicado que es trabajar en sus almacenes durante la Navidad

“A veces nos encontrábamos ocupados, haciendo nuestra rutina diaria, estudiando, lavando platos y de la nada tocaban el timbre al azar. Estábamos un poco confundidos”, contó Giglio al programa Balanco Geral de TV Record. “Creíamos que era un fantasma, porque de repente empezaba a sonar y nunca había gente en la puerta. También sospechamos que podrían ser niños jugando o alguien que quiera robar la propiedad”, añadió.

Preocupados por la situación instalaron cámaras de seguridad, y tras chequear las imágenes se percataron que Faísca era el autor de los timbrazos a la misma hora todos los días. La mascota de la familia aparece infraganti alzándose sobre sus patas traseras y alcanzar el botón del timbre.

“Nunca imaginamos que sería Faísca, porque no le enseñamos eso”, contó Giglio Bernini en diálogo con Globo 1. “Se queda suelto en el patio, pero cuando alguien abre el portón corre a la calle y vuelve cuando quiere. Nunca lo entrenamos. Es muy inteligente y divertido”, añadió.

¿Cómo entrenar a un perro desde cachorro?

Para comenzar con la tarea de entrenar a tu perro desde cachorro puedes hacerlo pidiéndole que se siente, para tener más control sobre él. Cuando lo haga, ponle el collar de adiestramiento y átalo con la correa. Después, ponte de pie y quédate quieto. Si tu cachorro intenta escapar, no interactúes con él e ignóralo hasta que se tranquilice de nuevo, detalla el portal .

TAGS RELACIONADOS