Mujer llora porque su celular está malogrado y no puede recibir llamadas de su familia. (Captura: Chiquimulaesqui / YouTube)
Mujer llora porque su celular está malogrado y no puede recibir llamadas de su familia. (Captura: Chiquimulaesqui / YouTube)

En las existen muchas que generan indignación. Tal es el caso de una mujer llamada Aurora Hernández, quien acudió a un establecimiento para arreglar su teléfono celular, porque creía que el aparato estaba malogrado, pero terminó sufriendo una gran decepción.

De acuerdo con las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad, Aurora ingresó a una tienda de tecnología y le comentó a uno de los empleados sobre el problema que presenta su dispositivo.

Ante esto, el hombre, lamentablemente, aprovechó la oportunidad e intenta estafarla. Según informó , le pidió una elevada suma de dinero para arreglarlo.

Apareció su ángel guardián

Sin embargo, la persona de la tercera edad ‘estalló’ en lágrimas, pues no podía pagar esa cantidad de planta y decidió marcharse. Afortunadamente, un joven de otro negocio escuchó la conversación y le ofreció su ayuda.

“Fui con ese muchacho y me cobraba un montón. Yo no tengo ese dinero, yo lo que quiero es hablar con mis hijos. Tengo más de un año que mis hijos no me contestan y yo digo ‘¿qué pasa?’, el celular es el que no sirve. ¿Cómo no me van a hablar mis hijos?”, le comentó la mortificada anciana.

Descubre el verdadero motivo

De inmediato, el vendedor de buen corazón le solicitó que dejara su celular para solucionar su supuesto problema. Por ello, la Aurora se retiró del lugar y el técnico observó que el móvil funcionaba correctamente. Sin pensarlo dos veces, él se comunicó con los familiares para contarles sobre la situación.

“Hola, mucho gusto. ¿Aurora Hernández es tu mamá? Yo trabajo en la Plaza de la Tecnología. Me trajo un celular a arreglar porque no funciona. Lo único que quiere es hablar con ustedes. No sé si lograré hacerle ese milagro. Les doy mis datos y todo por si gustan venir a verla”, expresó el comerciante.

Final feliz

Pocos días después, la jubilada regresó al sitio para recoger el celular acompañada de un joven, que al parecer es su hijo. “¿Cuánto le debo?”, preguntó Aurora. Frente a esta consulta, el técnico se negó a recibir su dinero y ella decidió comprarle algo del local como gesto de agradecimiento. El video original se publicó hace algunos años, pero la conmovedora historia se viralizó en las últimas horas.




Síguenos en nuestras redes sociales: