Addison Conely se casó con el amor de su vida en una íntima ceremonia celebrada en San Diego, tachando así el deseo que encabezaba su lista de cosas por hacer antes de morir tras haber sido diagnosticada con un cáncer terminal. | Crédito: FOX 11 Los Angeles / YouTube
Addison Conely se casó con el amor de su vida en una íntima ceremonia celebrada en San Diego, tachando así el deseo que encabezaba su lista de cosas por hacer antes de morir tras haber sido diagnosticada con un cáncer terminal. | Crédito: FOX 11 Los Angeles / YouTube

Addison Conely es una adolescente de que, a sus escasos 17 años, está tachando elementos de su lista de cosas que quiere hacer antes de morir tras haber sido diagnosticada con cáncer terminal, y una de las cosas que más anhelaba en el mundo era casarse con Sebastian Snitily (19), el amor de su vida, deseo que se hizo realidad el pasado 30 de marzo.

Si bien se anticipa que el final de esta de amor sea triste, su inicio fue uno como el de una película romántica. “Ambos se conocieron hace casi siete años en una casa flotante. Fue amor a primera vista. Ella lo amaba. Él dudó un poco por un minuto, pero definitivamente le gustaba y han sido los mejores amigos desde entonces”, dijo Staci Berry-Conely, la madrastra de Addison, a .

La pareja intercambió votos frente a sus familiares y amigos en una ceremonia íntima celebrada en San Diego seguida de una recepción. Los Conely señalaron que así siempre imaginaron que sería este día tan especial para su hija junto al hombre que ama y que continuarán su labor como padres para apoyarla a cumplir cada uno de sus deseos desde que el cáncer transformó sus vidas por completo.

“Simplemente vivimos cada día al máximo”, añadió Staci, a lo que su esposo, Christopher Conely, dijo que estaba emocionado de ver feliz a su hija. “Es un momento muy alegre y difícil. Es un poco antes de lo que todos esperábamos, pero con la situación que vivimos actualmente, es lo correcto en estas instancias”, precisó el padre biológico de Addison. Su consuegro fue el encargado de oficiar la boda.

Leucemia mieloide aguda, el enemigo que viene ganando la batalla

La boda era uno de los elementos prioritarios de la lista de cosas que hacer antes de morir de Addison Conely. Si bien estaba programada originalmente para mayo, su (AML, por sus siglas en inglés) volvió a atacar con fuerza 72 días después de una cirugía de trasfusión/trasplante de médula ósea a la que se sometió y, en menos de dos semanas, su madrastra y sus amigos organizaron la ceremonia.

La adolescente fue diagnosticada con este tipo de cáncer en junio de 2021. Aunque en un principio pensaba que nada de esto era real, un par de meses después cayó en cuenta que esto era lo que en verdad le tocaba vivir. Pese a que comenzó su tratamiento a la par que terminaba la secundaria, los doctores le dijeron a Addison que no le quedaba mucho tiempo de vida, aunque actualmente viene recibiendo un nuevo tratamiento de quimioterapia.

“Por obra y gracia de Dios, la quimioterapia está funcionando por el momento, pero el médico se apresuró a decirnos que podría cambiar en cualquier momento, pero estamos tomando esto por lo que es hoy en día. Estamos haciendo todo lo posible para salvar a nuestra bebé”, precisó Staci, quien viene recibiendo el apoyo de la comunidad de Chino Valley y su familia para ayudar a Addison a hacer realidad sus deseos.

Desde un paseo en globo aerostático, un viaje a Las Vegas, desplazarse en tirolesa, conducir una todo terreno hasta tener un cachorro son algunos de los elementos que la joven pudo tachar de su lista (todavía falta unas vacaciones en Hawaii y Bora Bora), reporta FOX 35 Orlando en el de su reportaje compartido en . Si bien le quedan aún muchos más por cumplir, ella está feliz de haber hecho realidad el más importante de todos: casarse con el amor de su vida.

Concientizando sobre la leucemia y la donación de sangre

Una de las asistentes a la boda de Addison fue Rachel Peniche, miembro de la junta de la sede San Diego de la Sociedad de Leucemia y Linfoma (, por sus siglas en inglés), quien además de participar como la planificadora del evento, aprovechó la ocasión para informar a la gente sobre este tipo de cáncer que afecta los tejidos que forman la sangre en el organismo, incluso la médula ósea y el sistema linfático.

“Trabajamos para que los pacientes tengan acceso a la atención que necesitan, por lo que abogamos por un mayor acceso al tratamiento y la investigación. Hay muchos tipos de cáncer de la sangre. El de Addison, AML, es una forma muy rara de leucemia y solo queremos que haya más acceso para las personas, más curas y más tratamientos”, señaló Peniche, al tiempo que enfatizó en la importancia de las donaciones de sangre.

En el poco tiempo que le queda de vida, Addison quiere retribuir la ayuda y el cariño que ha venido recibiendo y es por eso que junto a su familia comenzó una fundación que dona coloridas mantas a los pacientes de cáncer en hospitales. Para lograr su cometido, organizó una campaña a través de que a la fecha lleva recaudados 63.271 dólares de los USD 100.000 que se trazaron como objetivo.