Altha Williams tiene 90 años y es protagonista de una escena nunca antes vista, pues la ciudadana de Tennessee (Estados Unidos) afrontó un aterrador momento tras luchar por su vida contra un oso. Milagrosamente, la anciana vivió para contar su traumática experiencia, que ya se en las .

Altha estaba en su vivienda cuando, de repente, escuchó ruidos en el jardín. Al salir, la adulta mayor percató que el omnívoro comenzó a acercarse sigilosamente hacia ella. Según narró la norteamericana, el animal se encontraba acompañado de sus “tres cachorros”.

“Lo he visto antes, pero no había estado afuera porque tiene cachorros, pero he estado sentado aquí mucho tiempo cuando suben aquí y no te molestan”, señaló Williams al medio .

Minutos de pánico

Ante la presencia del oso, Altha utilizó su silla para intentar asustarlo, pero la criatura reaccionó y la situación se complicó. “Estaba sentado aquí, no había estado aquí más de dos o tres minutos. Evidentemente me escuchó y simplemente se abalanzó sobre mí”, relató.

Si bien sufrió algunos rasguños en su brazo, la anciana, que reside cerca del Parque Nacional Smoky Mountains, pudo librarse. “He estado alabando al Señor desde entonces, porque es posible que no esté aquí”, reconoció Williams.

Qué pasó con el oso

Luego del incidente, el portavoz de la Agencia de Recursos de Vida Silvestre de Tennessee, Matt Cameron, explicó que rastrearon al oso y lo sacrificaron, ya que recibió un disparo por otro vecino mientras huía de la zona.

“Después de que la madre osa le diera un manotazo a la víctima, esta salió de esa zona y, por lo que nos dicen, cargó contra otro vecino que le disparó. Una vez que un oso ha hecho contacto con una persona y ha causado lesiones, no tenemos más remedio que sacrificarlo. No se puede reubicar”, sostuvo Cameron.


Síguenos en nuestras redes sociales: