La hospitalidad no conoce fronteras. El Rome Cavalieri, un hotel Waldorf Astoria, sorprende a un anciano con un viaje a Europa después de compartir su historia de cómo sobrevivió la tormenta invernal de Texas sin energía eléctrica ni calefacción. | Crédito: Waldorf Astoria Hotels & Resorts
La hospitalidad no conoce fronteras. El Rome Cavalieri, un hotel Waldorf Astoria, sorprende a un anciano con un viaje a Europa después de compartir su historia de cómo sobrevivió la tormenta invernal de Texas sin energía eléctrica ni calefacción. | Crédito: Waldorf Astoria Hotels & Resorts

Ezell Holley es un anciano de 91 años de que espera con ansias viajar a para disfrutar la estadía gratuita que le ofrecieron en el lujoso hotel después que su experiencia sobreviviendo sin corriente eléctrica y congelándose en su propia casa durante la , calificada de “histórica” por la cantidad de nieve que dejó, conquistara los corazones de todos en Internet, especialmente en las .

“Me desperté en medio de la tormenta invernal. No había calefacción, ni manera de cocinar mis alimentos o cosas similares”, dijo el otrora veterano del Ejército estadounidense y exsubdirector de escuela residente de la ciudad de Dallas en declaraciones al canal de televisión . Su hijo Glenn se apresuró a buscarlo, pero para el momento en que llegó a su vivienda, se percató que su auto había sufrido un desperfecto por lo que se puso a buscar un hospedaje para él y su padre.

“Intentamos llamar a los hoteles y, si bien varios estuvieron dispuestos a brindarme una habitación, me dijeron que tampoco tenían calefacción o que no tenían cuartos disponibles”, precisó Glenn sobre su intento de encontrar refugio. No fue hasta que Alex Holley, la nieta de Ezell que vive en Filadelfia y trabaja como narradora de noticias en una televisora local, finalmente intervino que pudieron hallar un lugar en el que los dos se pusieran a buen recaudo.

MÁS INFORMACIÓN: Anciano sobrevive a la pandemia del coronavirus fabricando cortinas

“Cuando estaba grabando la edición matutina del programa estuve llamando hoteles entre cortes comerciales. Ni bien acabó, los llamé y mi papá le pasó el teléfono a mi abuelo que me dijo: ‘Hey, escuché que nos conseguiste un cuarto en el Waldorf’”, señalo Alex en medio de risas. “Y yo dije: ¿El Waldorf? ¿Como el hotel de lujo?”, añadió, recalcando que en realidad se trataba de un motel barato que por suerte tenía una habitación disponible.

Alex Holley documentó en , remarcando que tanto su papá como su abuelo estaban contentos de tener un lugar con calefacción. “Mira, mientras sea acogedor, será casi tan bueno como el Waldorf para nosotros”, fue la respuesta que recibió de sus familiares la mujer, que pensó que, una vez concluida la tormenta invernal, la había terminado… hasta que recibió un mensaje de la gente del hotel Waldorf Astoria.

“Creo que después de un día o dos, recibí un mensaje directo de ellos. Su cuenta tenía el check azul y lo leí, diciéndome que habían visto mi video y que, por la ‘forma de dibujar una sonrisa en los rostros de las personas pese a la situación’ que mi abuelo y mi padre hallaron pese a la situación, querían que se hospedaran en el Waldorf Astoria”, precisó la joven. Y no en uno cualquiera, sino en el que tenían en el Rome Cavalieri de la capital italiana.

MÁS INFORMACIÓN: Ancianos logran sobrevivir 8 días perdidos en un bosque bebiendo solo agua de un charco

La empresa que maneja el hotel se ofreció a cubrir los gastos de viaje y estadía. Ahora Ezell Holley espera viajar en los próximos meses a , algo con lo que “nunca soñó”, ya que era algo que iba “más allá de lo imaginable”, aunque le espera tomar una difícil decisión: solo puede llevar a un invitado. “Mi papá empezó a hacer campaña para que lo lleven a él, yo para que me lleve a mí. Ambos le preguntamos a quién llevará porque hasta ahora no nos lo dice”, señaló Alex.

“Ahora solo es cuestión que lleguemos allá y asegurarme que me elija como su invitado”, bromeó Glenn, por su parte. De una manera u otra, la familia se siente agradecida por protagonizar un curioso hecho en medio de la devastadora tormenta invernal. “Me hace tan feliz porque creo que mi abuelo es una de las personas más geniales en el mundo y lo amo mucho”, dijo la nieta de Ezell. ¿A quién crees que terminará eligiendo el afortunado “sobreviviente”?