Michael Hingson junto a 'Roselle', su perro guía que le ayudó a escapar del colapso del World Trade Center durante los atentados del 11 de septiembre de 2001. | Crédito: michaelhingson.com
Michael Hingson junto a 'Roselle', su perro guía que le ayudó a escapar del colapso del World Trade Center durante los atentados del 11 de septiembre de 2001. | Crédito: michaelhingson.com

, junto a su , es una persona ciega que trabajaba en el piso 78 de las Torres Gemelas del en el 2000. Ante la discapacidad visual que presentaba, se le había hecho un hábito estar siempre preparado para todo y se abocó a la tarea de aprender las formas de evacuar del edificio en caso de una emergencia. Y fue gracias a esta previsión (y la ayuda de su perro de asistencia) que logró escapar del colapso de las emblemáticas estructuras durante los (11-S). Este es el asombroso de cómo sobrevivió a los trágicos eventos que cambiaron radicalmente el rumbo de la de (EE.UU.) y el mundo en el inicio del siglo XXI.

Al conmemorarse los 20 años de los ataques terroristas del 11-S, Hingson conversó con para el programa y narró cómo ‘Roselle’, su perro lazarillo, puso a buen recaudo tanto a él como a otras personas aquel fatídico día. “Escuchamos una explosión ahogada, y el edificio como que empezó a estremecerse. No teníamos idea de lo que estaba pasando, porque el avión se había estrellado 18 pisos debajo de nosotros en el otro lado del edificio. Pero claramente, teníamos que evacuar”, precisó.

Hingson manifestó que él y ‘Roselle’ trabajaron en equipo para salvar la vida de las personas que lo acompañaban a medida que bajaban por las escaleras desde el piso 78 de una manera “calmada y concentrada”. Una vez que el sobreviviente logró salir del edificio, se alejó lo más posible del World Trade Center y fue en ese momento que escuchó que la segunda de las Torres Gemelas había colapsado. “Seguimos corriendo y nos devoró una especie de nube de polvo, cubriéndonos de tierra y escombros. No podíamos respirar”, rememoró la persona con ceguera.

MÁS HISTORIAS | 10 películas sobre los atentados del 11-S que tienes que ver

En medio del caos, Michael Hingson continuó gritándole órdenes a su perro de asistencia, sin estar seguro si podía ver sus señales con las manos a través de las enormes nubes de humo o incluso si podía escuchar su voz. Afortunadamente, el heroico can adiestrado pudo llevarlo a un lugar seguro. “‘Roselle’ lo hizo perfectamente. [Ella] está acostumbrada a situaciones sorpresivas y sabe comportarse muy bien”, indicó el sobreviviente de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en .

Asimismo, fue enfático en señalar que su ceguera no fue ningún impedimento para él, ya que no necesitaba ver para imaginarse el horror que estaban viviendo todos los que lo rodeaban en aquel entonces. “Uno puede funcionar muy bien sin el sentido de la vista. Uno hace las cosas de una forma diferente y usa técnicas distintas, pero los resultados siguen siendo los mismos”, recalcó el también autor de Thunder Dog: The True Story of a Blind Man, His Guide Dog, and the Triumph of Trust en el que cuenta al detalle su increíble de supervivencia.

MÁS INFORMACIÓN | Atentados del 11 de septiembre: mira aquí cómo reaccionaron los testigos a los ataques a las Torres Gemelas

David Frank, el otro héroe del relato

En otra entrevista al portal , Michael Hingson habló de la otra persona que hizo posible que escapara con vida del colapso del World Trade Center. Se trataba de David Frank, uno de sus compañeros de trabajo. Aquella mañana del 11 de septiembre de 2001 parecía ser como cualquier otra en la compañía de computadoras Quantum Corporation y ambos se preparaban para participar en un seminario; sin embargo, al promediar las 8:45 a.m., mientras sus invitados aguardaban en otro ambiente de la oficina, Hingson y Frank escucharon un estrepitoso ruido.

“[El edificio] comenzó a inclinarse de a pocos hacia un lado... nos habremos movido unos 6 metros”, recordó Hingson, al tiempo que contó que tanto él como Frank se sostuvieron a lo que pudieron sin saber que el vuelo 767 de American Airlines se había estrellado contra el piso 96 de la Torre 1, 18 pisos arriba de donde ellos se encontraban. A medida que el edificio seguía inclinándose, los dos “casi se despidieron el uno del otro” porque pensaban que la estructura se venía abajo, pero fue en ese instante en que todo se detuvo y empezaron a moverse hacia atrás para saltar a otro lugar.

MIRA TAMBIÉN | A 20 años del 11 de septiembre: los audios de los pasajeros de los aviones secuestrados

Frank sufrió un ataque de pánico que hizo que gritara a viva voz que había fuego y humo sobre ellos, pero Hingson dijo que lo que debían hacer era mantener la calma para poder sobrevivir. En ese instante, su perro guía ‘Roselle’ no daba indicaciones de peligro inmediato y estaba tranquilamente sentada a su lado. “Eso me indicó más que cualquier cosa que no corríamos tanto peligro y que no debíamos salir corriendo para bajar”, agregó, precisando que le pidió a su compañero reunir a todos los de la oficina y dirigirlos hacia las escaleras para evacuar de forma ordenada.

MÁS INFORMACIÓN | ¿Cuántos videos del primer impacto sobre el World Trade Center existen?: mira aquí los inéditos metrajes

Después de asegurarse que no había nadie más, tanto Hingson como Frank descendieron por las escaleras por las que otros se dirigían hacia las salidas; sin embargo, el primero de los mencionados se percató de un hedor que al rato todos los que lo acompañaban descubrieron que era combustible de aeronave quemándose. “Fue allí en que llegamos a la conclusión de que un avión se había estrellado contra el edificio”, dijo, al tiempo que continuaban bajando piso a piso y ayudando a las personas que tenían dificultades para seguirles el paso.

Pero cuando todavía faltaban 50 pisos para llegar a la planta baja, el otro protagonista de la volvió a entrar en pánico, pero no se amilanó y decidió adelantarse para abrirles el paso, gritándole a Hingson lo que veía tanto para guiarlo como para distraerse a sí mismo. “Lo que Frank hizo se convirtió en un punto focal para cualquiera que pudiera escuchar su voz, tanto arriba como debajo de él, ya que miles de personas escuchaban cómo gritaba y sabían que alguien en otra parte del edificio se encontraba a salvo. Eso calmó a quienes bajábamos por las escaleras”, agregó.

Cuando finalmente llegaron a la calle, los rescatistas bloqueaban la salida por la puerta principal y dirigían a las personas a través del complejo del World Trade Center, que estaba compuesto de varios edificios, en orden para ponerse a salvo de las torres a punto de colapsar. “Como sabemos ahora, hicieron eso porque la gente saltaba y al salir pudimos haber sido golpeados por alguien u otros hubieran visto cosas peores”, manifestó Hingson, quien como mencionamos líneas arriba pudo ponerse a buen recaudo cuando el segundo avión impactó contra la Torre Sur.

MIRA TAMBIÉN | Así fueron las llamadas de despedida y auxilio de las víctimas del 11 de septiembre desde las Torres Gemelas

Michael Hingson y sus reflexiones a 20 años del 11-S

Dos décadas pasaron tras los horrendos atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 que dejaron más de 3,000 muertos y que desencadenó una guerra que acabó con la vida de miles más, Michael Hingson, ahora de 71 años, reflexiona sobre esta traumática experiencia que vivió a lado de su leal ‘Roselle’, que lamentablemente falleció en 2011, en la que aprendió de lo esencial que fue para su supervivencia que fuera capaz de manejar su miedo y ahora se dedica a enseñarle a otros cómo enfrentar sus temores en situaciones difíciles.

“Cuando hay una emergencia, el miedo no me va a ceguar”, bromeó Hingson, reiterando que el miedo es una “herramienta muy importante” que uno “puede controlar”. “Y lo que me pasó a mí el 11 de septiembre fue que aprendí cómo controlarlo”, agregó, al tiempo que manifestó que el haber sido ciego toda su vida no fue impedimento para que él saliera a conocer el mundo. “El problema es la gente que cree que si uno no puede ver, no puede hacer nada. Que la vista es el único sentido que importa. Y es ahí donde comienzan sus limitaciones”, sentenció.

TE PUEDE INTERESAR