Cuando rescataron a Buddy tenía cierta hinchazón y algunos cortes en la cabeza y el cuello. (Foto: Arizona Humane Society / Facebook)
Cuando rescataron a Buddy tenía cierta hinchazón y algunos cortes en la cabeza y el cuello. (Foto: Arizona Humane Society / Facebook)

Esta vez la curiosidad no mató al gato, sino que casi mata al perro. Los canes suelen ser muy traviesos y meterse en diversos problemas por sus ocurrencias; sin embargo, aquellos pequeños actos pueden poner en riesgo su vida. Esta es la historia de Buddy, un pitbull terrier de Estados Unidos que no midió el peligro y quedó por varios minutos con la cabeza atorada en un pequeño hueco en una pared de Arizona. Su rescate demandó un gran trabajo por parte de los especialistas y tras algunos días de recuperación se reencontró con su familia. El caso se volvió en las redes sociales cuando se descubrió que el intrépido animal estaba a 16 kilómetros de su casa cuando ocurrió el incidente al sur de Broadway Road. Esta es su historia.

MÁS INFORMACIÓN | Viaja 3 mil km para empezar un nuevo trabajo y lo despiden el primer día por ser “demasiado gordo”

Cuando la mascota de dos años fue vista con la cabeza atascada en la pared de bloques de cemento en Phoenix, los miembros de la Sociedad Protectora de Animales de Arizona (AHS, por sus siglas en inglés) llegaron rápidamente a ayudarlo. La ardua tarea estuvo a cargo de los técnicos médicos de animales Gracie Watts y Rob Grabowski.

MÁS INFORMACIÓN | Dico, el perro que se reencontró con su familia tras perderse en 2015

El rescate del perro atascado en pequeño hueco

Buddy no la estaba pasando nada bien, pues habían pasado varios minutos desde que se quedó atorado y se le notaba muy asustado. Los especialistas tuvieron que cincelar la pared con mucho cuidado alrededor de su cabeza hasta poder liberarlo. Una vez que lo sacaron notaron que tenía algo de hinchazón y algunos cortes en esa zona y el cuello. El video del rescate permitió ver que pese a lo complicado de la situación, el perro se mostró confiado en que sus salvadores sabían lo que hacían.

El travieso perro, que se pensaba era callejero, fue llevado al veterinario para que traten sus heridas. Con el pasar de los días se logró recuperar al 100% y los miembros de la AHS descubrieron que sí tenía familia en Glendale y que su accidente se había producido a 16 kilómetros de su casa.

Tras algunos días de cuidados, el pitbull terrier se reunió con sus humanos y regresó a su hogar, donde prometieron estar más atentos a sus pasos para que no vuelva a quedar atorado.

El video viral del rescate del perro atascado en un hueco

El pasado 13 de enero, la Sociedad Protectora de Animales de Arizona compartió en Facebook el video del rescate de Buddy y las conmovedoras imágenes rápidamente se volvieron viral.