La pequeña se convirtió en protagonista tras caminar por más de 2 kilómetros sobre la nieve, y con su perro en hombros, en busca de un médico veterinario. | Foto: Ogün Oztürk
La pequeña se convirtió en protagonista tras caminar por más de 2 kilómetros sobre la nieve, y con su perro en hombros, en busca de un médico veterinario. | Foto: Ogün Oztürk

El nunca podrá olvidar a la dulce Cemre y su pequeño perrito Pamuk. Ambos le demostraron que el amor verdadero entre mascotas y humanos sí existe en este mundo, en el que el maltrato animal es muy común cada día. El hombre decidió difundir la de estos inseparables amigos, hecho que ocurrió en Turquía, exactamente en el pueblo lejano de Düzpelit.

MIRA: Abuelo fue detenido por manejar a excesiva velocidad para no llegar tarde a vacunarse contra el COVID-19

Cemre una niña de 9 años se enteró que Ogün Oztürk iba a estar en una granja muy cerca de su pueblo. La menor necesitaba llevar a su mascota, el tierno Pamuk, al veterinario, pues el perrito se rascaba constantemente y tenía algunas partes del cuerpo irritado. Oztürk era la única solución para Cemre, pues si quería llevarlo a otro médico tenía que viajar hasta la ciudad central de su región.

Así, la pequeña decidió emprender una dura caminata con su can en hombros. Ogün Oztürk atendía muy temprano a algunas vacas de una granja que estaba a 2,5 kilómetros de la casa de Cemre. La niña inició su travesía sin importarle que el camino estaba cubierto de nieve. Quizás lo que sufría su querido Pamuk no era algo grave, pero ella necesitaba sentirse tranquila con el diagnóstico de un veterinario y conocer si el can requería tratamiento.

LEE TAMBIÉN: Profesora gastó su sueldo para comprar cubículos y proteger a sus alumnos del COVID-19

Ogün atendía a la vaca del productor agropecuario que le pidió sus servicios. Una vez hecha su labor, comenzó a guardar sus pertenencias en su automóvil. Sin embargo, a lo lejos escuchó el grito de una niña. “Escuché una voz a lo lejos que decía: ‘hermano veterinario’. Era una nena que traía a su perro cargado en la espalda. Venía caminando sola en medio de la nieve con su perro en hombros. Vi a la niña viniendo hacia mí y la esperé a que llegara para ver qué necesitaba”, .

Ogün Oztürk recibió al pequeño Pamuk luego que su dueña, Cemre, caminara por más de 2 kilómetros para que su mascota fuera atendida.| Foto: Ogün Oztürk
Ogün Oztürk recibió al pequeño Pamuk luego que su dueña, Cemre, caminara por más de 2 kilómetros para que su mascota fuera atendida.| Foto: Ogün Oztürk

“Vino a verme y me explicó que su perro estaba enfermo, que el picaba constantemente, que no podía ir al centro del distrito debido a la nieve y que no podía hacer que examinaran a su perro”, añadió el especialista, que no dudó ni un segundo en atender al tierno Pamuk. “Inmediatamente examiné al perro y le apliqué una inyección contra los parásitos. Hice todos sus exámenes, no tenía ningún problema de salud”, contó Ogün Oztürk.

CLICK AQUÍ: Un hombre logró reencontrarse con su gatita tras estar desaparecida durante 15 largos años

Cemre sentía que debía retribuir la atención que había recibido su mascota, por lo que saco un puñado de monedas que llevaba en su bolsillo y decidió dárselo al veterinario. “Me entregó unas 7 liras, pero no las acepté. Le dije: Gracias a ti, no todo es dinero’ y así me fui del pueblo”.

Sin embargo la historia viral no quedó allí. Ogün Oztürk no podía sacar de su cabeza a Cemre y Pamuk. Muy conmovido por el gesto de la pequeña, volvió a pequeño pueblo de Düzpelit. “Volví porque me gustó mucho lo que había hecho. Me dio las gracias y le llevé regalos para su perro. Hoy en día hay una violencia extrema contra los animales, pero este comportamiento de Cemre nos tocó el corazón, fue un buen ejemplo. Me hizo feliz que una niña de 9 años pensara en esto y viniera a mi caminando entre la nieve”, .