Charlotte no podrá realizar maratones con un solo pulmón, aunque los doctores destacan su espíritu de lucha ante la vida. (Foto: Valliere Family)
Charlotte no podrá realizar maratones con un solo pulmón, aunque los doctores destacan su espíritu de lucha ante la vida. (Foto: Valliere Family)

Charlotte es una recién nacida de los quien vino al mundo con tan solo un pulmón, por lo que los médicos no le dieron a sus padres mucha esperanza de vida, pero, tras seis meses de permanencia en el hospital, la bebé regresó a casa con muchas ganas de vivir y su no tardó nada para conmover a millones de personas de una vez que su relato de superación se hiciera .

Nacida con un pulmón

La pequeña nació en California, siendo la gemela de Olivia, e hija de Karla y Joshua Valliere en diciembre de 2021, pero al poco de ver la primera luz del mundo, fue ingresada al Rady Children´s Hospital pues presentaba serios problemas respiratorios que, inicialmente, los doctores no supieron identificar.

La madre de la bebé dijo a Good Morning America: “Su pulmón creció como 1.5 tamaño, por lo que estaba compensando la falta del segundo. Entonces, los médicos realizaron todos los estudios. Estaba bien: oxigenación, todo al 100 por ciento por lo que nos autorizaron a ir después de cuatro días. Fueron seis semanas en casa, felicidad total. Todo fue genial y, de repente, comenzó a tener problemas respiratorios”.

Trasladada de emergencia

Tras esto, fue llevada al Rady el 29 de enero, tras lo cual le colocaron una máquina de oxigenación por la membrana extracorpórea (ECMO). Aquí, Charlotte fue atendida por el doctor Matthew Brigger, jefe de la división de otorrinolaringología pediátrica, quien la diagnosticó con estenosis traqueal y anillos traqueales completos, que no es otra cosa que un defecto congénito en el que los anillos de la tráquea no son normales, además de presentar un estrechamiento atípico de este órgano.

A GMA, Brigger detalló: “Este conjunto de anomalías, con un solo pulmón, con la forma en que la aorta se envolví alrededor de la tráquea y esta siendo estrecha, es bastante raro. Sabíamos que tenía una vía aérea crítica y que si algo progresaba podría dañar la vía aérea y dificultaría más su reparación, Por eso, la ECMO era como un puente hacia la cirugía”.

Pero, la operación sería de alto riesgo: “Le dije a los padres, ‘bueno, si pasamos por la cirugía les daré 50-50, pero estoy pensando en más del 20 por ciento’”, pero, pese a las pocas esperanzas, Charlotte mostró un gran apego a la vida y todo fue un éxito: “Afortunadamente, es una luchadora y pudimos hacer la cirugía. Ella navegó a través de la cirugía”.

Padres aliviados

Los padres de la bebé creen que tantos meses en el hospital, las múltiples pruebas como intervenciones sacaron a relucir las fuerzas de la recién nacida: “Lo que creo que nos ayudó fue ella. Nunca dio ninguna señal de debilidad”, comentó Karla.

Por ello, el 1 de agosto fue dada de alta tras más de 185 días hospitalizada: “Fueron muchas emociones y fue solo una montaña rusa. Pero, ahora los tenemos juntos, así que vale la pena”.

Hará una vida normal

Lo mejor de todo es que el especialista cree que la valiente niña no necesitará un segundo pulmón: “El pronóstico es muy bueno. Puede que no corra maratones en el futuro, pero es Charlotte, así que es difícil decirlo. Ha demostrado que la gente estaba equivocada todo el tiempo. Espero que pueda vivir una buena vida”, sentenció a Good Morning America.


Síguenos en nuestras redes sociales: