Claire Mills junto al pequeño Jackson tras su adopción. (Captura: Inside Edition / YouTube)
Claire Mills junto al pequeño Jackson tras su adopción. (Captura: Inside Edition / YouTube)

La increíble de Claire Mills emocionó a las y rápidamente se hizo en Internet. En , la joven enfermera ayudó con una cesárea de emergencia e inmediatamente se conectó con el bebé. Sin embargo, nunca imaginó que iba a ser madre por primera vez.

En su segunda semana trabajando en el Centro Médico Metodista de Houston (Texas), Claire Mills conoció a alguien que cambiaría su vida. En un día de rutina (2019), la enfermera ayudó a una mujer a dar a luz durante una cesárea de emergencia.

Cuando miró al pequeño, Claire, quien tenía 25 años en ese momento, “sintió que se sentía tan familiar para mí. Siento que lo conozco”. Después de la cirugía, Mills descubrió que la madre biológica del bebé no podría criarlo. “Mi primer pensamiento fue, ‘¿cuál es la logística y cómo hago esto de la manera correcta?’”, reconoció.

Trámite de adopción

Durante las siguientes semanas, mientras Jackson estaba en la Unidad de Cuidados Intensivos, Claire lo visitó con tanta frecuencia como pudo. Además, la enfermera se mantuvo en contacto con su madre biológica y el trabajador de los Servicios de Protección Infantil.

Sin embargo, un día los doctores le dieron el alta médica al bebé y Mill se quedó devastada. “Estaba tan herida que lloré, pero llamé a la trabajadora social y le pregunté si había algo que pudiera hacer para ayudar a la madre”, recordó Claire al portal .

Final feliz

Pasó el tiempo y Claire recibió una llamada telefónica. Era la madre biológica del bebé. Debido al papel del trabajador social, la mujer descubrió la conexión especial de Mills con el recién nacido, por lo que la pareja discutió la opciones de adopción.

“Dijo que había oído hablar de nuestra conexión [entre Mills y el bebé]. ‘Escuché que lloraste cuando lo dieron de alta’”, manifestó Claire.

A pesar de que la adopción aún no es definitiva, Mills nombró al bebé Jackson y se mudó con ella. En Twitter, la madre adoptiva afirmó que a su hijo le encanta sonreír y reír.