Cristian Cedeño no se rindió tras sufrir un accidente que le costó la pérdida de sus brazos. (Imagen: Captura Telemundo / Facebook
Cristian Cedeño no se rindió tras sufrir un accidente que le costó la pérdida de sus brazos. (Imagen: Captura Telemundo / Facebook

Para Cristian Cedeño no existen obstáculos. El hombre de Manta, ciudad puerto de Ecuador, perdió sus brazos cuando se encontraba ayudando a un vecino. Sin embargo, este accidente eléctrico no lo detuvo y abrió un negocio para salir adelante junto a su familia. Su ya es y está conmoviendo a miles de cibernautas en .

Después de chocar contra cables de alta tensión, la vida de Cristian Cedeño cambió. Aunque los médicos trataron de ayudarlo, el ecuatoriano se quedó sin sus extremidades superiores. Desde entonces, el hombre, que ahora tiene 46 años, demostró un impresionante espíritu de lucha.

“Me hicieron dos cortes. En el primero se me subió la gangrena y, en el segundo, estuve como 10 días en coma”, recordó Cristian en una entrevista con el programa ‘hoy Día’.

Sin sus brazos y con una esposa que estaba embarazada, Cristian no se rindió pese a las limitaciones físicas, por lo que realizó labores como el lavado de carros para conseguir ingresos económicos. Pasaron los meses y su caso apareció en las redes sociales, pues ofrecía su servicio en las calles con un cartel.

Cristian Cedeño obtuvo ganancias lavando carros en las calles de Manta. (Imagen: Facebook El soldador de negocios)
Cristian Cedeño obtuvo ganancias lavando carros en las calles de Manta. (Imagen: Facebook El soldador de negocios)

Cumplió su sueño

Una de las aspiraciones de Cristian, quien cuenta con estudios en mecánica automotriz, era poner una empresa relacionada al mantenimiento de automóviles. Al principio, le costó cumplir dicho sueño por cuestiones económicas, pero siguió adelante e inició su propio negocio llamado Crismar.

Cristian recibió prótesis

La historia de superación de Cristian Cedeño llegó a Víctor Salazar, quien creó la página de Facebook ‘El soldador de negocios’, un espacio que comparte casos de personas que buscan salir adelante ante las adversidades.

En ese sentido, Víctor y sus miles de seguidores consiguieron recolectar el dinero para comprarle unas prótesis a Cristian. “A la final una discapacidad solo es física, pero no es mental. La mental es que tenemos que superarla también. ¡Sí podemos trabajar”, sostuvo Cedeño.