KM DiColandrea recibió la ayuda de un exalumno y pudo financiar su club de debate. (Imagen: @humanosofny / Instagram)
KM DiColandrea recibió la ayuda de un exalumno y pudo financiar su club de debate. (Imagen: @humanosofny / Instagram)

Las también ofrecen la oportunidad de apoyar a las personas. Así ocurrió en Brooklyn, ubicada en la ciudad de Nueva York (). Una docente estaba a punto de quebrar, luego de gastar su propio dinero para ayudar a sus alumnos, cuando una página de compartió su de vida, que rápidamente se , y todo cambió.

En 2009, KM DiColandrea y Jonathan Conyers se conocieron por primera vez. Ella recién comenzaba como maestra de secundaria en la Academia Frederick Douglass (Harlem), mientras que el muchacho tenía 14 años y acababa de presentarse ante la justicia por irrumpir en una casa.

El director de la escuela lo sentó y le indicó que buscara una actividad tras las clases. Por ello, Conyers, entonces estudiante de primer año, ingresó al club de debate, que competía contra colegios privados. “La entrenadora era esta pequeña dama blanca llamada Sra. DiColandrea, pero todos la llamaban Sra. DiCo”, recordó Jonathan a .

Docente quedó en bancarrota

Debido a su excelente rendimiento académico, Conyers recibió una beca universitaria completa y una salida de la pobreza. Sin embargo, tiempo después DiColandrea necesitaba la ayuda del joven.

Antes de la pandemia, la maestra transgénero fundó Brooklyn Debate League, una organización sin fines de lucro destinada a preparar a los estudiantes de bajos recursos económicos. Si bien el proyecto marchaba bien, la profesora tuvo que sacar 6 mil dólares de sus ahorros para mantener el programa.

Final feliz

En ese momento, Jonathan Conyers, ahora de 27 años, presentó un artículo sobre su pasado y cómo su entrenadora de oratorio cambió su vida para mejor. La historia se subió mediante la cuenta “Humans of New York” ().

Luego de que se publicara el caso de Conyers, Brandon Stanton, encargado de @humanosofny, abrió una plataforma para ayudar a DiColandrea. En poco tiempo, la página recaudó cerca de 1 millón de dólares. Con este dinero, la maestra planea involucrar a más adolescentes al mundo del debate y la oratoria.