Un joven universitario de 19 años quedó ciego, mudo y paralítico tras participar en un rito de una fraternidad. Esta es la trágica historia de Daniel Santulli de la Universidad de Missouri (), quien debía “presentar su compromiso” ante sus “hermanos” participando de una novatada muy peligrosa, que acabó postrándolo en la cama de un hospital.

El incidente se produjo en octubre del año pasado. En aquel entonces, varios miembros de la mencionada hermandad colocaron a Daniel un tubo en la boca y lo obligaron a beber una botella de vodka entera y luego otra de cerveza.

De un momento a otro, Daniel se desplomó, perdió el color de su piel y sus labios se volvieron azules, después de quedar inconsciente en un sofá durante la ceremonia de iniciación.

El estudiante volvió a caer al suelo debido a su estado y permaneció en esa posición durante 15 minutos. Otros integrantes de la hermandad llegaron e intentaron acomodarlo. Santulli sufrió un paro, por lo que fue cargado a un auto y llevado a un hospital.

Una vez allí, pudo ser reanimado, pero sufrió terribles consecuencias. En los primeros días, el joven estuvo en la UCI, conectado a un respirador artificial y detectaron que tenía 0.468% de alcohol en sangre, cinco veces más del límite legal en Estados Unidos. Finalmente, le diagnosticaron daño cerebral y quedó ciego e incapaz de caminar.

“No vamos a perder la esperanza”

Después de pasar meses en un centro de rehabilitación, su madre renunció a su trabajo para cuidarlo. El abogado de la familia aseguró que “es poco probable” que el pronóstico de Danny cambie y que ahora buscan que los responsables se hagan cargo de lo sucedido.

Todavía no habla ni camina, está en silla de ruedas. Perdió la visión. Pero nos oye y sabe que estamos allí. Simplemente seguiremos luchando, no vamos a perder la esperanza”, dijo la madre del joven en conversación con Good Morning America. “Me revuelve el estómago ver a las personas involucradas que dañaron a Danny caminando por el campus actuando como si no hubieran hecho nada malo”, dijo la hermana del estudiante.

Los familiares de Daniel demandaron a la fraternidad y a 22 personas tras el hecho. La Universidad de Missouri les prohibió a los implicados la entrada al campus por las graves faltas cometidas contra el alumno.

Fraternidad universitaria: qué son y para qué sirven

Las fraternidades universitarias son muy conocidas en el sistema educativo de Estados Unidos. Son muchos los estereotipos formados sobre estas organizaciones a partir de las películas americanas, señala el sitio .

Las fraternidades son organizaciones sociales para estudiantes universitarios. Cuando se habla de fraternidad, en general se hace referencia a las fraternidades universitarias. El motivo se debe a que es en el ámbito de la educación superior donde es más común la existencia de este tipo de organizaciones llevadas por los propios estudiantes.

Son organizaciones cuyos miembros tienen costumbres y prácticas en común. Por lo general son muy opacas hacia el exterior. Es decir, no cuentan los planes o proyectos que se van a llevar a cabo por el grupo a personas que no pertenezcan a la misma.

¿Cómo es vivir en una casa de fraternidad?

La privacidad y el silencio serán primordiales, y estarás rodeado de docenas de otros chicos todos los días. Por supuesto, no todas las fraternidades serán ruidosas y desordenadas, pero con tantas personas viviendo en la misma casa, el nivel mínimo de ruido y miseria será relativamente alto, según explica .

MÁS HISTORIAS


Síguenos en nuestras redes sociales: