Una deteriorada estatua de Sonic The Hedgehog adornó por años un lado de la carretera de las montañas de Japón y nadie sabía exactamente de dónde provenía hasta que un youtuber decidió investigar más al respecto. Conoce más sobre esta insólita historia.| Crédito: ぱっきゃまら / Google Maps
Una deteriorada estatua de Sonic The Hedgehog adornó por años un lado de la carretera de las montañas de Japón y nadie sabía exactamente de dónde provenía hasta que un youtuber decidió investigar más al respecto. Conoce más sobre esta insólita historia.| Crédito: ぱっきゃまら / Google Maps

¿Qué hace una estatua de montando un snowboard en medio de las montañas de Japón? Esa pregunta se hizo más de un gamer al enterarse en Internet sobre la de esta escultura de la recordada mascota de la compañía nipona de videojuegos , que adorna un camino rural desde hace muchos años y que aparentemente vio mejores épocas.

Lo curioso es que alguien (probablemente un nostálgico gamer) decidió repintar y restaurar esta obra de arte moderno para devolverla a su antigua gloria. La noticia causó revuelo en y otras redes sociales, despertando la curiosidad de muchos sobre su origen y cómo fue que esta representación del carismático erizo azul amante de la velocidad llegó a parar ahí.

Para ello debemos remontarnos al pasado, precisamente al año 2015, cuando unos youtubers motociclistas descubrieron completamente por accidente la imponente estatua durante un recorrido por una carretera de la prefectura de Mie, a unos 90 minutos al este de Osaka. La ausencia de una placa o letrero que explicara qué hacía ahí lo envolvió en un misterio.

Sin embargo, la comunidad gamer en Internet no se quedó con los brazos cruzados y dedicaron sus esfuerzos para averiguar más al respecto, poniéndose de acuerdo en que si alguno de ellos encontraba la ubicación exacta de la deteriorada escultura, la mantendría en secreto el mayor tiempo posible para que no fuera vandalizada o incluso robada.

Cuando parecía que su búsqueda no iba a dar frutos y algunos hasta se dieron por vencidos, la estatua de Sonic The Hedgehog fue encontrada en la entrada de un camino rural de gracias a los reportes del clima y al tipo de árboles que aparecían en el fondo de la foto de la estatua compartida hace más de una década.

Además, estos “detectives” del Internet encontraron un antiguo blog que publicó varias imágenes de la escultura de Sonic The Hedgehog montando un snowboard que databan de abril de 2009, mucho antes que perdiera su característica nariz y de la fecha en que los motociclistas compartieron en las redes sociales las fotografías que se tomaron aquella vez.

El origen de la estatua de Sonic

Si bien nadie sabe cuánto tiempo exactamente lleva la estatua escondida en las montañas, lo cierto es que el clima agreste de las montañas de Japón ocasionaron estragos en la estructura de la estatua de Sonic The Hedgehog, estropeando su fino acabado y ensuciando con barro y tierra todo su pelaje azulado. Ahora necesitaban saber de dónde provenía.

La respuesta no llegó hasta febrero de 2020 cuando el canal en investigó más sobre el tema in situ y compartió un artículo de un medio japonés cuyo equipo se desplazó hacia un pueblo cercano donde preguntaron a los administradores de una posada local sobre la presencia de la escultura, descubriendo que llevaba ahí más de 15 años.

Aunque se desconoce la fecha exacta en la que fue erigida la estatua de Sonic The Hedgehog, sí lograron averiguar a quien le perteneció. Se trata de una persona que fue identificada únicamente como Mr. Kadeo, que la compró en una subasta que hizo el parque temático japonés cuando se encontraban renovando su decoración de interiores.

Al parecer él solo o con la ayuda de uno de sus hijos decidió colocar la efigie del famoso erizo azul a un lado de la autopista para darle la bienvenida a la gente e indicarle que detrás de ella había un sendero que llevaba hasta su residencia, ya que hasta la actualidad no existe ningún tipo de señalización o aviso en ninguno de los extremos del camino.

De acuerdo al artículo citado por TheGamingBeaver, cuando Mr. Kadeo colocó la estatua, invitó a toda la comunidad para que la contemplen como él solía hacerlo, ya que se percató que tenía algo especial que la animó a conservarla y compartirla con el resto del mundo, sin imaginarse que tiempo después se convertiría en un hito a visitar por los gamer de todo el planeta.

Lamentablemente, Mr. Kadeo falleció hace unos años y la estatua ahora pertenece a sus hijos, quienes aseguraron que no tienen problema en que alguien se ofrezca en restaurarla. Incluso, el youtuber TheGamingBeaver mencionó que hasta la propia Sega habría intentado tras bambalinas contactar a los herederos para devolver la escultura a su antigua gloria.

Lo curioso es que en Twitter recientemente que mostraba una fotografía de la estatua de Sonic The Hedgehog completamente renovada. “¡Sonic en Takao, Ciudad Iga, se volvió hermoso”, se lee en la breve descripción de la imagen que muestra al erizo azul montando un snowboard con un reluciente acabado y una nueva nariz.

El portal intentó contactar a representantes de Sega para averiguar si fueron ellos quienes restauraron la escultura pero no obtuvieron una respuesta clara de su parte; pero de lo que sí están seguros los gamers del mundo entero es que el deseo de Mr. Kadeo seguirá vivo por muchos años más gracias a este desinteresado gesto.

Gracias a la atención que recibió en Internet la noticia de su hallazgo, alguien devolvió a su antigua gloria a la estatua de Sonic erigida en la localidad de Takao, en la ciudad Iga. | Crédito: @sagara7791
/ Twitter.
Gracias a la atención que recibió en Internet la noticia de su hallazgo, alguien devolvió a su antigua gloria a la estatua de Sonic erigida en la localidad de Takao, en la ciudad Iga. | Crédito: @sagara7791 / Twitter.

MÁS SOBRE HISTORIAS CURIOSAS

VIDEO RECOMENDADO

E-Sports: cómo entrena un jugador profesional de videojuegos en el Perú