A pedido de su entrenador, los jugadores de un equipo de fútbol americano del oeste de Pensilvania despejaron la nieve de las entradas de sus vecinos sin pedir nada a cambio. | Crédito: @MeghanKDKA / Twitter
A pedido de su entrenador, los jugadores de un equipo de fútbol americano del oeste de Pensilvania despejaron la nieve de las entradas de sus vecinos sin pedir nada a cambio. | Crédito: @MeghanKDKA / Twitter

Cuando una tormenta de invierno amenazaba con cubrir con varios centímetros de nieve las calles del oeste de Pensilvania, , un equipo de fútbol americano de una escuela secundaria local decidió que lo mejor para todos era que cancelaran una de sus prácticas para ayudar a su comunidad.

Fue así que, en vez de la acostumrbada sesión de levantamiento de pesas que realizan semanalmente en el gimnasio de , el entrenador Brian DeLallo instruyó a sus jugadores que “buscaran a sus vecinos de la tercera edad o con discapacidad y que empezaran a palear la nieve de las entradas de sus casas”.

En declaraciones con la televisora , recogidas por el portal , DeLallo dijo que estaba sentado en su sofá preparándose para ver el partido de los Pittsburgh Steelers cuando envió un ‘tuit’ informándole a sus jugadores que el entrenamiento del pasado lunes 17 de enero de 2021 se había cancelado para llevar a cabo esta buena acción.

Más que una buena acción, una tradición

“Esto es algo que me precede”, señaló el preparador sobre esta tradición instaurada por el anterior entrenador de fútbol americano de la escuela en la que trabaja y que él simplemente mantiene vigente. Así que, después que cayera más de 15 centímetros de nieve en el vecindario de Bethel Park, el equipo se puso manos a la obra.

“(Los vecinos) se sorprenden que no aceptemos dinero a cambio, no estamos haciendo nada para ganárnoslo”, precisó Gavin Moul, capitán del equipo de fútbol americano de la mencionada escuela secundaria, al tiempo que señala que algunos residentes rehusaron su oferta porque no estaban aceptando ninguna forma de pago por su desinteresada labor.

Ayudando a la comunidad

Al final del día, el equipo paleó la nieve de docenas de casas de su comunidad. Danny Varhola, un octogenario residente del vecindario, se mostró feliz que los jóvenes de Bethel Park High School despejaran la entrada de su vivienda y señaló que su propio hijo jugó fútbol americano para esa misma escuela en la década de 1980.

“Uno obtiene más de esto que haciendo levantamientos de más de 130 kilos al día. Esta es una oportunidad para conectar con la comunidad y no se obtienen muchas a menudo, así que esto es genial”, precisó DeLallo, con quien su capitán no podía estar más de acuerdo ya que los ayudó no solo a mejorar como personas sino como equipo.