Sadio Mané celebrando tras anotar con la camiseta del Liverpool. (Imagen: sadiomaneofficiel / Instagram)
Sadio Mané celebrando tras anotar con la camiseta del Liverpool. (Imagen: sadiomaneofficiel / Instagram)

La de superación de Sadio Mané, delantero que milita en el Liverpool de Inglaterra, ha remecido las . El jugador senegalés de 29 años escapó de su aldea por amor al fútbol y no se rindió hasta llegar a lo más alto. Ahora, el experimentado artillero se alista para enfrentar un nuevo reto: conquistar la Copa Africana de Naciones.

Sadio es un futbolista diferente que combina regates, goles, caridad y humildad. Gracias a su buen rendimiento sobre el terreno de juego, el talentoso deportista continúa en la mira de los principales equipos del planeta. Sin embargo, detrás de Mané, existe una historia que comenzó en el pueblo de Bambali.

El inicio de Sadio Mané

Cuando tenía nueve años, un muchacho consiguió que Sadio, quien vivía en el sur del país africano, se fuera a Dakar para formar parte de una convocatoria. Sin decir ninguna palabra, excepto a su mejor amigo Luc Djiboune, Mané tomó un autobús y viajó a la capital de Senegal, donde estuvo varias semanas.

“No había forma de que me dejaran ir. Así que un día pensé que era hora, y hablé con un chico del pueblo. Me dijo que tenía un amigo en Dakar con un equipo allí. Al escuchar ese nombre, Dakar, que es la capital de Senegal, pensé que sería genial. Es mi sueño, aprovecharé la oportunidad”, recordó Sadio en “Made in Senegal”, el documental sobre su vida.

Luego de dos semanas de búsqueda, la familia del delantero lo encontró y, sin pensarlo dos veces, lo regresó a la aldea. Si bien Sadio reconoció que “fue el peor día de mi vida”, los parientes vieron el interés de Mané por el ‘deporte rey’ y le permitieron volver a Dakar un año después.

De África a Anfield

Una vez que Sadio Mané volvió a la capital de su país, impresionó en la escuela de fútbol de la región y Olivier Perrin, ojeador del Metz, lo llevó al continente europeo. Desde entonces, la carrera futbolística del popular “Ballonbuwa” (el mago de la pelota en español), viene siendo imparable.

Tras destacar en el conjunto francés, Mané integró la filas del Red Bull Salzburgo (2012-2014) para luego arribar al Southampton (2014-2016) de la Premier League. Dos temporadas después, Liverpool (2016) se fijó en las cualidades de él y contrató sus servicios.

En los seis años que lleva en la ciudad de Los Beattles, Mané se convirtió en uno de los futbolistas más queridos por la afición. En cuantos a los títulos, el senegalés obtuvo una liga, una Champions, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes.

Sadio no olvida a su pueblo

Mané percibe un salario anual de seis millones de euros y gran parte de esta suma lo destina al crecimiento de su pueblo en Senegal. Por ejemplo, levantó escuelas, donó computadoras y entregó dinero a los hogares más necesitados.

Asimismo, Sadio financió la construcción de un centro médico. Según el portal , el principal motivo por el que lo hizo fue la repentina muerte de su padre. “Cuando tenía siete años, mi padre falleció. Tuvo un fuerte dolor de estómago y, como no había hospital en mi aldea, se lo tuvieron que llevar a otra. En el trayecto, empeoró y murió”, comentó al Canal+ Africa.

En ese sentido, Mané precisó “para qué querría diez Ferraris, veinte relojes de diamantes o dos aviones? ¿Qué harán esas cosas por mí y por el mundo? No necesito autos de lujo, casas de lujo, viajes ni mucho menos aviones. Prefiero que los míos reciban un poco de lo que la vida me ha dado”.

¿Cuánto cuesta Sadio Mané?

La página web deportiva informa que Sadio Mané está cotizado en 80 millones de euros, ubicándose en el puesto 15 de los jugadores más valiosos del planeta.