A la izquierda, Callie Rogers a los 16 años cuando ganó la millonaria lotería. A la derecha, a los 33 años tras perder toda su fortuna y ser detenida por un accidente de tránsito.  | Foto: PA/Richard Rayner
A la izquierda, Callie Rogers a los 16 años cuando ganó la millonaria lotería. A la derecha, a los 33 años tras perder toda su fortuna y ser detenida por un accidente de tránsito. | Foto: PA/Richard Rayner

fue testigo de cómo su vida cambió súbitamente en 2003 al convertirse en la “afortunada” ganadora de una famosa lotería de Reino Unido. A sus 16 años poseía una fortuna que ascendía a 1,8 millones de libras esterlinas (equivalente a unos 2,1 millones de euros), sin imaginarse que dicho premio acabaría convirtiéndose en su condena. Dieciocho años después, su historia se volvió tras conocerse que lo perdió todo y actualmente vive gracias a la ayuda social, pese a que asegura sentirse “más que feliz” de estar en la quiebra.

Antes de ganar la lotería, Rogers trabajaba como camarera y ganaba aproximadamente 4,2 euros la hora. Vivía con sus padres adoptivos en Cockermout, Cumbria () y al ganar toda esa cantidad de dinero entró en un estado de euforia desmedido del que nunca pudo salir.

No pidió ayuda a ningún gestor profesional y empezó a derrochar su dinero repartiendo más de la cuarta parte entre sus familiares y amigos (580 mil euros). Luego de ello, gastó la exorbitante suma de 350 mil euros solo en ropa de lujo. Ya iba cerca de un millón gastado en muy poco tiempo.

MÁS INFORMACIÓN: Halló 42 mil dólares, los devolvió y recibió una increíble recompensa por su honestidad

Durante su adolescencia conocería a Nicky Lawson, quien es padre de sus dos hijos mayores. Tras cinco años su relación amorosa terminó. Esa situación afectó a , quien cayó en la más profunda depresión e incluso intentó quitarse la vida, . Por ese motivo un juez le quitó la custodia de sus hijos.

Su fortuna ya estaba casi por acabarse, sin embargo decidió gastar casi 20 mil euros en diferentes cirugías estéticas, para recuperar así la confianza perdida en sí misma durante los últimos años. Pero su vida siempre estuvo envuelta en escándalos: el último fue cuando intentó huir de la policía junto a su actual pareja tras protagonizar un accidente de tránsito.

Ambos fueron atrapados por los agentes fueron sometidos a diversos exámenes, resultando ella positivo para cocaína, . Su licencia de conducir fue suspendida por 22 meses, además llevará un identificador electrónico durante 11 meses y pagará una cuantiosa multa.

Callie Rogers vivió a los 16 años el momento más increíble de su vida al ganar más de 2 millones de euros en la lotería de Gran Bretaña, ahora a los 33 años necesita de ayudas públicas, específicamente está recibiendo beneficios del ‘Universal Credit’, una ayuda que concede el Gobierno del Reino Unido a todos aquellos que no cuenten con trabajo o posean ingresos muy bajos.

TE PUEDE INTERESAR