En esta imagen se aprecia al joven con parálisis cerebral que fue de viaje de egresados gracias a sus amigos. (Foto: @leandroculasso / Instagram)
En esta imagen se aprecia al joven con parálisis cerebral que fue de viaje de egresados gracias a sus amigos. (Foto: @leandroculasso / Instagram)

Leandro Culasso, de 18 años de edad, tiene una parálisis cerebral que afecta su motricidad. Él, gracias a sus amigos del Complejo Educativo de Alberdi (que se ubica en Rosario, Argentina), no se perdió el viaje de egresados a San Carlos de Bariloche. En las , su historia se volvió viral rápidamente. Aquí te la contaremos con todos los detalles posibles.

Tiene parálisis cerebral de nacimiento

La madre del joven, Sandra Vansteenkiste, en diálogo con , contó que cuando Leandro nació, ella tuvo un desprendimiento de placenta y él tuvo una asfixia que le provocó un daño en el cerebro que es menor a un centímetro y está situado en los comandos motrices. Es por eso que el muchacho no puede caminar, no tiene dominio de sus manos y tiene dificultades al hablar.

Para estar mejor, él hace rehabilitación y terapias complementarias. “Desde lo cognitivo está bien, estudia, usa las redes sociales y sube videos, es un poquito vago para leer, pero nada más”, recalcó la progenitora, siempre según la citada fuente.

La madre indicó que le costó mucho encontrar una escuela a la que él pudiera asistir. “Decían que no tenían rampas, que no había bancos, que el edificio no estaba preparado para un chico con discapacidad... ¡mi casa tampoco estaba preparada! Ya estaba pensando en que no iba a encontrar una escuela y di con esta (el Complejo Educativo de Alberdi), a la que va desde entonces, y desde el comienzo sentí el apoyo porque hicieron la rampa para él, ¡imagínate! Y el grado lo recibió muy bien”, manifestó.

Leandro comenzó a ir al colegio junto con un acompañante terapéutico y una profesora integradora. “En la secundaria ya me dijeron que no hacía falta que fuera con el acompañante (que sí estuvo con él en el viaje de egresados), lo empezaron a ayudar sus compañeros que lo esperan para ingresar al aula como cuando era chiquito, que se turnaban para llevarlo al salón. Ahora hasta le sacan la carpeta de la mochila, el celular, que lo maneja con la nariz. Entonces hay veces que hacen un trabajo práctico y se lo mandan al celular y él contesta por ahí, por ejemplo”, aseguró Sandra.

El día del viaje de egresados

La integración fue clave para que la madre permitiera que Leandro, desde el primer grado, fuera a todas las excursiones con sus amigos. El 27 de julio del presente año, Leandro se subió a un avión desde Rosario con destino a San Carlos de Bariloche. Él no se perdió el viaje de egresados.

“Creo que pensó que sería uno más como los que ya había hecho con el grupo, pero esta era la primera vez que además de volar en avión, estaría tan lejos de casa, por tantos días y sin su familia cerca... Mi temor eran muchos, pero solo pensé en que hacerlo le haría mucho bien”, aseveró la progenitora.

En Bariloche, Leandro siempre recibió una buena atención. “En el hotel lo trataron más que bien, hasta le pusieron otra rampa para que pase más cómodo; los chicos de la cocina le preguntaban todo el tiempo qué quería comer. Fueron con un papá que todos los días me contaba cómo estaba y sé que hay cosas que no cuenta porque los chicos no lo dejan, pero cada vez que yo lo llamaba le veía la cara y me daba cuenta lo bien que la estaba pasando... Y cuando me mandaba las fotos... ¡lloré tanto de emoción al verlo feliz! ¡Fue muy feliz en ese viaje! Él es un chico feliz, siempre se ríe, no se hace problemas por nada y en ese sentido sí es muy especial”, señaló la mujer.

El joven jugó a todo lo que le propusieron. Llegó a subirse a un trineo para hacer culipatín y también a un cuatriciclo. Bailó y no se perdió las noches de boliches. Lo único que no pudo hacer fue la actividad de Paintball.

Sandra, al mirar las fotos de su hijo durante el viaje, notaba que no había ningún problema. “¡Se lo veía tan feliz! Siempre riéndose, sonriente... Con solo verle la cara me daba cuenta de lo bien que marchaba todo”, dijo. “Después de tanto luchar, este viaje fue un broche de oro”, sostuvo más adelante.

El medicamento que necesita Leandro

La madre espera que la obra social provea a su hijo del Feinardón (tetrabenazina), un medicamento que se usa para el tratamiento sintomático de los trastornos del movimiento hipercinético que necesita. Infobae indicó que ronda los 181 mil pesos argentinos.

“Desde hace un tiempo debe tomarlo porque sus brazos tienen movimientos involuntarios que lo ponen muy nervioso, pero tampoco lo autorizan. Si es tan bueno como nos dijo el médico, esto puede mejorarle y mucho la calidad de vida”, manifestó Sandra. “También necesita una silla de ruedas nueva, pero como él quiere progresar como youtuber, espera que quizás una ortopedia lo contrate para promocionar algún elemento y así obtenerla por sus medios. Yo quiero que él se gane las cosas y valore el esfuerzo. Que sienta que solo puede lograrlo”, indicó en otro momento.

¿Qué significa “viral”?

La informa que es dicho de un mensaje o de un contenido que se difunde con gran rapidez en las redes sociales a través de Internet.

¿Qué se necesita para crear un contenido viral?

El contenido viral tiene que ver con el impacto. Esto se llama “cartografía cultural”, según Dao Nguyen, editor de BuzzFeed. Cuando BuzzFeed, maestro de la viralidad, crea contenido, no se enfoca en el tema o formato (un video de un gato, publicaciones de lista, un cuestionario, etc.), recalca .


Síguenos en nuestras redes sociales: