A José Campos le cayeron dos rayos y sobrevivió. (Foto: YouTube | Noticias Telemundo)
A José Campos le cayeron dos rayos y sobrevivió. (Foto: YouTube | Noticias Telemundo)

Vivió para contarlo. Hay humanos que estadísticamente son “uno en un millón”. Son personas que han experimentado algo tan extraordinario que ni entre cientos de miles de personas encontrarían a alguien que les dijera: “Yo sé lo que sientes... a mí también me pasó”. José Campos, un hondureño que reside en Nueva York, Estados Unidos, es uno de ellas y compartió su historia .

Campos estaba operando un montacargas al aire libre en un día lluvioso en 2018 cuando repentinamente recibió una poderosa descarga eléctrica que lo dejó completamente inconsciente. Pero no era la primera vez que tenía esta experiencia: en su natal Honduras ya había sufrido siendo niño el impacto de un rayo.

“Dios a veces tiene un propósito para cada persona en la vida”, explicó en conversación con. La descarga eléctrica de un rayo lo impactó en abril de 2018 cuando estaba manipulando cajas llenas de alambres, metal y cables. “Fue un segundo. Sentí un calor en todo el cuerpo y sentí como que me estaba quemando, allí perdí el conocimiento, ya no me acuerdo de nada”, reveló.

Campos salió en silla de ruedas del hospital, pero el parte médico fue inverosímil: no sufrió quemaduras graves en el cuerpo aunque sí le dañaron los nervios.

El hombre de origen hondureño tiene claro que con la naturaleza no se juega. “Me dan miedo los rayos, me dan nervios”, aseguró. Pero con su testimonio espera crear conciencia sobre su peligro: “He sido muy afortunado de que me haya sucedido eso y no me ha llevado más allá”.

El peligro de los rayos: cómo actuar

Los rayos se cobran cada año más de 20 vidas en Estados Unidos y dejan cientos de heridos, según informó el Servicio Nacional de Meteorología. En California una mujer y sus perros murieron recientemente mientras caminaban tras ser alcanzados por un rayo.

“Los rayos tienen una temperatura de aproximadamente 50,000º Fahrenheit”, dijo Robert Molleda, experto del Servicio Nacional de Meteorología, “cinco veces más caliente que la superficie del sol”.

Molleda desmintió la idea de que los celulares, las joyas o cualquier otro accesorio de metal pequeño puedan atraer los rayos, aunque el metal o el agua “son buenos conductores de la electricidad”. “Si uno está tocando una cerca de metal y cae un rayo a 100 metros pero cae sobre esa cerca, eso va a conducir y va a viajar de donde cayó el rayo hasta donde está la persona”, advirtió.

Las probabilidades de que un rayo impacte a una persona es de 1 en 15,300. (Foto: Pexels)
Las probabilidades de que un rayo impacte a una persona es de 1 en 15,300. (Foto: Pexels)

Existen varias maneras de protegerse. Si está al aire libre y escucha un trueno:

  1. Diríjase hacia un edificio cerrado.
  2. Aléjese de las ventanas y evite usar equipos electrónicos.
  3. Si no hay un refugio cercano, métase en el auto.
  4. Nunca se resguarde bajo un árbol aislado ni se tumbe en el suelo en un lugar abierto.
  5. Aléjese de ríos, lagos o del mar, y de zonas elevadas.

“Si está en su hogar, no es momento de hablar por teléfono fijo ni de ducharse, lavarse las manos o lavar los platos”, aseguró Erika Benítez, portavoz del departamento de Bomberos de Miami-Dade.

De acuerdo al Servicio Nacional de Meteorología, las probabilidades de que un rayo impacte a una persona es de 1 en 15,300, y hay un 90% de posibilidades de sobrevivir aunque con secuelas.


Síguenos en nuestras redes sociales: