Michal Navrátil intentó llevarse a sus dos hijos bajo un nombre falso en el Titanic sin imaginar que acabaría perdiendo la vida ahogado en altamar. | Crédito: AFP/Programa de Estudios Eslovacos de la Universidad de Pittsburgh.
Michal Navrátil intentó llevarse a sus dos hijos bajo un nombre falso en el Titanic sin imaginar que acabaría perdiendo la vida ahogado en altamar. | Crédito: AFP/Programa de Estudios Eslovacos de la Universidad de Pittsburgh.

Pensó que podía salirse con la suya al secuestrar a sus dos menores hijos pero su fechoría terminó costándole la vida ya que su ruta de escape incluía un viaje a bordo del , el transatlántico británico que chocó contra un iceberg en el océano Atlántico frente a las costas de Terranova la noche del 14 al 15 de abril de 1912 durante su viaje inaugural entre Southampton y Nueva York. Esta es la de Michal Navrátil, quizá el pasajero más infame de la famosa catástrofe marítima.

De acuerdo al de la Universidad de Pittsburgh, Navrátil nació el 14 de agosto de 1880 en el pueblo de Sereď, ubicado en la región sur del mencionado país europeo. Hijo de un exmilitar convertido en carpintero, Michal trabajó al cumplir la mayoría de edad como aprendiz de sastre en Bratislava. A la edad de 22 años, se mudó a Francia donde abrió un negocio en la ciudad de Niza y conoció a Marcelle Caretto, quien a sus escasos 16 años terminaría convirtiéndose en su esposa y madre de sus dos hijos.

Sin embargo, no duraría mucho tiempo casados ya que, a principios de 1912, Michal y Marcelle se separaron cuando esta última cumplió los 21 años de edad. Un tribunal le dio la custodia temporal de los hijos de ambos al tío de la joven, pero al parecer el ahora exesposo no estaba de acuerdo con el veredicto y comenzó a idear un plan para arrebatárselos de los brazos de la familia de la madre. Y la ocasión perfecta llegó un día cuando acudió a recoger a los niños para pasar el fin de semana de Pascuas.

Pero lo que Marcelle desconocía era que Michal había hecho arreglos para ir a Londres junto a sus hijos en el viaje inaugural del Titanic después que sus planes iniciales de enrumbar a Australia no pudieron materializarse. Marcelle recibió una nota de su exesposo diciéndole que nunca volvería a ver de nuevo a sus hijos Michel Marcel, de 4 años, y Edmond Roger, de 2; y para que sus pasos sean más difíciles de rastrear, compró los pases de abordaje bajo el nombre de “Louis M. Hoffman”, como recoge el proyecto The Story Behind en para su canal de YouTube.

Las consecuencias del plan frustrado de Michal Navrátil

Para su mala suerte, Michal no llegaría a cumplir su cometido ya que moriría ahogado aquella en el hundimiento del Titanic. Los pequeños, en cambio, lograron sobrevivir ya que abordaron el último de los botes salvavidas que . Edmond Roger, el menor de los dos, se encontraba desnudo a excepción de una manta que lo envolvía, y Michel Marcel solo vestía una camisa de franela, de acuerdo a declaraciones que ofreció este último décadas después de ocurrido el hecho.

El cuerpo sin vida de Michal Navrátil -que llevaba puesto un abrigo gris sobre un traje marrón y entre las pertenencias de sus bolsillos se halló algo de efecto, recibos, una pipa, un reloj de oro y un revólver cargado- fue recuperado de las aguas del océano Atlántico pero fue identificado bajo el nombre judío falso que utilizó para abordar el Titanic, por lo que terminó enterrado en el cementerio israelita Baron de Hirsch en Halifax pese a que en realidad profesaba la religión Católica Romana.

Esta foto de los "huérfanos" del Titanic fue tomada antes de ser debidamente identificados y retornados a su madre. Se tratan de los hermanos franceses Michel (4) y Edmond Navrátil (2). Para abordar el navío, su padre usó el nombre falso de Louis M. Hoffman y para ellos, los apodos 'Lolo' y 'Mamon'. | Crédito: Wikipedia.
Esta foto de los "huérfanos" del Titanic fue tomada antes de ser debidamente identificados y retornados a su madre. Se tratan de los hermanos franceses Michel (4) y Edmond Navrátil (2). Para abordar el navío, su padre usó el nombre falso de Louis M. Hoffman y para ellos, los apodos 'Lolo' y 'Mamon'. | Crédito: Wikipedia.

El encuentro de los niños Navrátil con su madre

Una vez que llegaron a tierra firme en un puerto de Nueva York, los niños fueron cuidados por una pasajera que hablaba francés pero como se desconocía cuáles eran sus nombres verdaderos, solo pudieron ser identificados por el sobrenombre de “huérfanos” que le endilgó la prensa estadounidense. Marcelle pudo reconocerlos al ver su foto en un diario y, con la ayuda del consulado galo en la ‘Gran Manzana’, viajó para reencontrarse con sus hijos secuestrados.

El 16 de mayo de 1912, Marcelle Navrátil llegó a Nueva York para reunirse con sus hijos y, dos días después, los tres emprendieron el viaje de regreso a Niza vía barco. Años después, Michel Marcel se convertiría en un profesor universitario de filosofía y vivió siempre rodeado de la prensa ya que pasaría a ser conocido también como el sobreviviente masculino más longevo del hundimiento del Titanic. En 1998, tres años antes de su muerte el 30 de enero de 2001, visitó el cementerio judío donde descansan los restos de su padre.

MÁS SOBRE HISTORIAS DEL TITANIC

VIDEO RECOMENDADO

Recuerda las mejores escenas de la película Titanic

Recuerda las mejores escenas de la película Titanic
Titanic, una de las películas más taquilleras de la historia, se estrenó un 19 de diciembre

TAGS RELACIONADOS