Siddique y Habib, esperan pasar juntos el resto de sus vida. (Foto: Punjabi Lehar/YouTube)
Siddique y Habib, esperan pasar juntos el resto de sus vida. (Foto: Punjabi Lehar/YouTube)

En 1947, dos hermanos tenían que 10 y 2 años fueron separados, donde uno fue hacia la , mientras que el otro a la vecina . Desde esa fatídica fecha, ninguno volvió a ver ni a saber del otro; el tiempo pasó y transcurrieron 74 años para que pudieran volverse a verse las caras en un emotivo encuentro que se hizo realidad gracias a una campaña online y cuya no tardó mucho para convertirse en de medios de comunicación como en diversas .

Siddique y Habib

Los protagonistas de este relato don Muhamed Siddique y Muhammed Habib quienes, a pesar de su avanzada edad, están muy entusiasmado por reencontrarse.

Tras más de 7 décadas sin saber uno del otro, finalmente, se vieron las caras en Punjab, ciudad ubicada al norte de Pakistán, donde ambos no pudieron evitar llorar, por lo que Habib, mientras abrazaba a Siddique le dijo: “Ya basta de lágrimas. Por fin estamos juntos de nuevo”.

Hermanos se reencuentran tras 74 años

India-Pakistán: un pleito que aún no acaba

Pero, para conocer más a profundidad de estos hermanos, debemos saber un poco de la historia la geopolítica de estos 2 países.

Por casi 300 años, el Imperio Británico tuvo presencia colonizadora en el subcontinente indio, que en ese entonces comprendía a las actuales naciones de India, Pakistán y Bangladesh, pero que a mediados de la década de los años 40 abandonaron la región para dar paso a un turbulento proceso de independencia.

Sin embargo, pronto chocarían la India y Pakistán, pues la primera profesaba la religión hindú, en tanto que la segunda era musulmana, por lo que se dividieron en 1947 cuando las tensiones entre estos grupos comenzó a escalar en diversos escenarios de violencia. En ese contexto, millones de personas, ya sean musulmanes, hindúes o sijs que estuvieron en el lado equivocado comenzaron largas y masivas migraciones hacia el territorio donde no se sintieran en peligro por la religión que profesaran.

Pero, este camino no fue solo agotador, sino también sangriento, pues se estima que el éxodo entre Pakistán, India y Bangladesh le costó la vida a un promedio de 1 millón de personas.

Pérdidas irreparables para Siddique y Habib

Es importante saber este contexto, pues en el tiempo que se dieron estos horrendos crímenes es cuando fue asesinado el padre de los hermanos, por lo que se vieron forzados a separarse, donde Siddique, junto con su hermana, lograron escapar hacia Pakistán; en tanto que Habib se quedó en la India al lado de su madre.

Después de esto, la vida de ambos, fue todo menos fácil. Por ejemplo, la madre de los hermanos se suicidó pocos años después de la muerte de su esposo, al no poder recuperarse del impacto de perder de manera tan atroz al padre de sus hijos, como a dos de estos.

De hecho, la hermana de Siddique y Habid, tampoco sobrevivió mucho tiempo tras la separación de la familia.

Tras la muerte de la madre, Habib fue criado por una familia sij en Punjab. Nunca se casó ni formó una familia; por su parte, Siddique fue criado por un tío suyo.

Campaña para reunir a los hermanos

Ese fue el punto que marcó su separación, la cual se dio por 74 años hasta 2019, cuando aparece en escena Punjabi Lehar, un canal de paquistaní cuya premisa principal es la de reunir a las personas que se vieron separadas en esos convulsos años de revueltas e independencia.

Hasta el momento, esta cuenta ha ayudado a más de 200 familiares y amigos de ambos países que, hasta el día de hoy, tienen relaciones muy tensas e, incluso, reivindicaciones territoriales.

En 2019, publicó un video donde aparece en Siddique, y su sorpresa sería enorme cuando un médico oriundo de Canadá le escribió asegurando que su hermano estaba vivo y residiendo en Punjab hindú.

Camino al reencuentro

Fue a partir desde este punto, cuando Habid y Siddique comienzan a entablar una intensa comunicación, principalmente, por medio de videollamadas de WhatsApp hasta que, finalmente, se pudo arreglar la documentación necesaria para que puedan verse en persona.

Alrededor de 1 millón de personas fueron asesinadas cuando se dio la división entre India, Pakistán y Bangladesh, época donde murió el padre de los hermanos y pocos años después su madre y hermana. (Foto: Punjabi Puneet Barnala)
Alrededor de 1 millón de personas fueron asesinadas cuando se dio la división entre India, Pakistán y Bangladesh, época donde murió el padre de los hermanos y pocos años después su madre y hermana. (Foto: Punjabi Puneet Barnala)

“El día más feliz de mi vida”

Kartapur, en la Punjab paquistaní, fue el lugar elegido para que los hermanos se reúnan, finalmente, en enero de 2022: “Ese fue el día más feliz de mi vida: cuando me reencontré con mi hermano luego de 74 años”, dijo Siddique (de 84 años) al portal antes mencionado.

Pero, cuando ambos tuvieron que decirse adiós, Siddique confesó apenado: “Cuando mi hermano se iba, me recordó el momento en que nos separamos hace 74″.

En busca de una vida juntos

Ambos esperan volver a verse de forma periódica como seguida, razón por la cual el hermano mayor viene insistiendo a las autoridades paquistaníes para que les permitan tener un visado de amplia duración para así poder vivir juntos el tiempo que les quede de vida: “Hago un llamado Imran Khan (actual primer ministro de Pakistán) para que emita un visado a mi hermano para que podamos pasar el resto de nuestras vidas juntos”.

Siddique ha pedido al gobierno de Pakistán que les permitan tener una visa permanente para que pueda vivir junto a su hermano Habib. (Foto: Punjabi Puneet Barnala)
Siddique ha pedido al gobierno de Pakistán que les permitan tener una visa permanente para que pueda vivir junto a su hermano Habib. (Foto: Punjabi Puneet Barnala)

En dicho momento, se sabe que tal trámite podría tardar meses, algunos firman que años pues, como mencionamos líneas arriba, Pakistán y la India tiene tensas relaciones diplomáticas por cuestiones no resueltas al momento de la independencia del Imperio Británico, lo cual ha repercutido en la emisión de visados, la cual es muy estricta para quienes quieran visitar el país vecino.

A pesar de esto, Siddique, el hermano mayor, no pierde la esperanza: “Una frontera puede dividir a un país, pero no puede deshacer las relaciones de sangre que tenemos al otro lado de la frontera”, sentenció.