El pequeño Andrew posando con su nueva familia adoptiva de Nashville. (Imagen captura: WBIR Channel 10)
El pequeño Andrew posando con su nueva familia adoptiva de Nashville. (Imagen captura: WBIR Channel 10)

En , una familia afroamericana demostró al mundo entero un gran gesto de amor desinteresado y solidaridad hacia el prójimo al abrirle las puertas de su casa a un niño que nadie quería adoptar. Mediante las , la generosa pareja relató la conmovedora que rápidamente se entre los internautas.

En 2018, Andrew, quien tenía 10 años en ese momento, había estado bajo custodia estatal desde los 6 años cuando se terminaron los derechos de paternidad de sus padres. Ante este panorama complicado, aparecieron Dominique y Kevin Gill como sus ‘ángeles guardianes’ para ofrecerle un hogar temporal.

“Andrew tiene cuatro hermanos y todos fueron adoptados de inmediato. Durante su primera semana con nosotros, se sentó en su habitación con la puerta cerrada y miró fotografías antiguas. No quería hablar”, señaló Dominique.

Luego de convivir más de seis meses con la familia Gills, Andrew abandonó la casa, pero él y Joc, hijo de Dominique y Kevin, continuaron siendo amigos, por lo que la pareja de Nashville decidió ayudarlo a encontrar su nueva familia.

Pareja afroamericana rescató al niño

Los Gills nunca planearon adoptar. No obstante, después de que Andrew fracasara en una segunda adopción, cambió la situación y le preguntaron al niño si quería quedarse con ellos para siempre.

“Nuestra mentalidad era que lo ayudaríamos hasta que encontrara su hogar para siempre. Pero después de que la segunda adopción no funcionó, me di cuenta de que Dios puso a Andrew en nuestras vidas por una razón. Dios se aseguró de que la adopción no funcionara para que él pudiera regresar con nosotros”, reveló Dominique.

Prejuicios raciales

En diálogo con , Dominique y Kevin confesaron que “como Andrew es blanco y nosotros negros, la gente nos mirará. Estaban confundidos”. Incluso, la pareja afroamericana comentó que aún reciben muchas miradas al momento de caminar en las calles.

“El amor no tiene color. (Andrew) es nuestro hijo al igual que Joc es nuestro hijo. Él es parte de nosotros”, precisó Dominique.

Lucha contra la discriminación racial

Las detallan que “discriminación racial y étnica ocurre a diario a la vez que impide el progreso de millones de personas en todo el mundo. El racismo y la intolerancia destruyen vidas y comunidades por medio de sus diversas manifestaciones, desde privar a las personas de los principios fundamentales de igualdad y no discriminación, hasta propiciar el odio étnico que puede conducir al genocidio”.