Rebecca Roberts es una mujer del Reino Unido que concibió a sus gemelos con tres semanas de diferencia, un fenómeno conocido como superfetación. | Crédito: @roberts.supertwins / Instagram
Rebecca Roberts es una mujer del Reino Unido que concibió a sus gemelos con tres semanas de diferencia, un fenómeno conocido como superfetación. | Crédito: @roberts.supertwins / Instagram

Pese a sus tamaños dispares, a más de uno le cuesta creer que dos bebés del sean en realidad . Pero eso se debe a que son maravillas médicas, ya que fueron concebidos con tres semanas de diferencia. En un fenómeno increíblemente raro conocido como , de los que solo alrededor de una docena de casos de este tipo están documentados en todo el mundo, Rebecca Roberts (39) quedó embarazada de Rosalie cuando ya llevaba en su vientre a Noah.

“Básicamente, me embaracé cuando ya estaba gestando”, explicó la británica en un que compartió recientemente en su cuenta de narrando su . Todo comenzó cuando Roberts descubrió que iba a convertirse en la orgullosa madre de dos bebés pese a que sus primeras ecografías no revelaron indicio alguno de un segundo feto. Ella dio a luz a los gemelos de forma prematura a las 33 semanas de gestación vía cesárea en septiembre pasado debido a un problema con el cordón umbilical de Rosalie.

Noah llegó al mundo pesando 2.09 kilogramos, mientras que su hermana menor, 1.10 kg. Debido a su prematuro nacimiento y las complicaciones presentadas durante el parto, Rosalie pasó los siguientes dos meses y medio en la unidad de cuidados intensivos neonatales hasta que finalmente fue dada de alta de y pudo volver a casa con su familia justo a tiempo para pasar la primera de su vida. Actualmente, la pequeña pesa 3.28 kilogramos y goza de un buen estado de salud.

MÁS INFORMACIÓN: Emmalouise Leggate, la joven que se enteró de su embarazo momentos antes de dar a luz

Si bien algunos expertos se mostraron escépticos de que la superfetación siquiera exista debido a la escasez de información al respecto, Roberts se sometió a varias pruebas para descartar razones genéticas o cromosómicas de su “doble embarazo”. Junto a su esposo, Rhys Weaver (43), con quien también tiene otra hija llamada Summer (14), consultaron a especialistas y al parecer su rara condición se debió a la ingesta de un medicamento para la fertilidad que estimulaba la ovulación.

“Según explica la ginecóloga Lillian Schapiro, las superfetaciones son un fenómeno muy raro por diversas razones. En primer lugar, porque las mujeres generalmente ovulan solo una vez por ciclo, y si el esperma logra fertilizar al óvulo y este se implante en el útero, comenzaría el embarazo y automáticamente no se produciría una nueva ovulación”, explica el diario español . Es decir, un primer óvulo se fertilizó durante la primera ovulación y “de alguna manera, ella ovuló nuevamente durante ese mismo ciclo”.

“Otro óvulo también fue fertilizado y ambos embriones se implantaron en el útero en diferentes momentos”, indicó Schapiro. En el caso de Noah y Rosalie, su madre explicó en Instagram que esta última era “considerablemente más pequeña” ya que no solo era tres semanas más joven que su hermano, sino que su crecimiento “se detuvo durante aproximadamente un mes antes de que nacieran”. Ahora, con casi siete meses de vida, Noah todavía sigue siendo más grande que Rosalie, pero eso a sus padres no les preocupa.

MÁS INFORMACIÓN: Mujer va al médico por un extraño dolor y descubre que está embarazada

Noah casi gatea y está a punto de sentarse solo también”, dijo Rebecca Roberts sobre el mayor de sus gemelos, mientras que de Rosalie dijo que es muy “cosquillosa” y “su risa es increíble”. “Es una pequeña soldado. Tiene su propia personalidad”, agregó Rhys Weaver sobre la menor de sus hijos, que ahora pasa sus días posando sonriente para la cámara junto a su hermano luciendo las prendas de la marca de sus progenitores en los distintos videos y fotos que comparten para sus más de 66,000 seguidores en .

TE PUEDE INTERESAR