Un video viral mostró la indignación de una mujer que tuvo que ir ella misma a una comisaría en Argentina luego de que no contestaran sus llamadas para denunciar el robo que acababa de sufrir su hermana a solo unas cuadras. | Crédito: tn.com.ar
Un video viral mostró la indignación de una mujer que tuvo que ir ella misma a una comisaría en Argentina luego de que no contestaran sus llamadas para denunciar el robo que acababa de sufrir su hermana a solo unas cuadras. | Crédito: tn.com.ar

Indignación desató en más de una el caso de unos policías en después que una mujer llamada Maira denunció en un que, en vez de brindar protección a la ciudadanía, se quedaron de brazos cruzados pese a los constantes llamados que hicieron tanto ella como los vecinos a la comisaría Oeste 3° de , ciudad del , ubicada en el área del en la .

Maira enfureció cuando se enteró de que habían asaltado a su hermana mientras trabajaba en un quiosco a pocas cuadras de la mencionada dependencia policial, pero lo que realmente la sacó de sus casillas fue la inacción de los oficiales al ir personalmente y ver que todos se encontraban en el mencionado lugar, al igual que varios patrulleros estacionados en la puerta en vez de estar circulando por las calles para justamente evitar este tipo de hechos delictivos.

“¡¡¡Hoooola!!! Hola, ¿qué tal? Estamos llamando yo (sic) y ocho vecinos para que vengan al quiosco que acaban de robar en Almafuerte y Triunvirato”, se presentó Maira tras irrumpir a gritos en la comisaría ante la mirada sorprendida de los policías. “Quiero que vean todos: uno, dos, tres patrulleros... Ninguno fue a Triunvirato y Almafuerte que acaban de robar”, agregó la protagonista del que todos comentan en redes sociales como .

MÁS INFORMACIÓN: El policía de 91 años que no tiene planes de jubilarse y es el más popular del estado de Arkansas

De acuerdo a la iracunda mujer, su hermana se encontraba junto a su bebé cuando fue víctima de un asalto al interior de un quiosco y, pese a que tanto la familia como los vecinos intentaron pedir ayuda por teléfono a la comisaría del sector, nadie les hizo caso, por lo que la mujer con celular en mano fue para ver y grabar el motivo por el que ningún oficial atendió sus reiterados llamados ni se hicieron presentes en el lugar.

“Ya, mirá, recién lo está mandando acá el bobo este que acaba de salir de dormir la siesta. Hace media hora que estamos llamando. Son una, dos tres, cuatro cuadras. Asaltaron a mi hermana con la bebé adentro de un negocio. ¿Dónde estaban todos ustedes? Mirá, cómo hay patrulleros al pedo en Villa Luzuriaga. Dale porque tengo a mi hermana hecha m**rda en el negocio”, reclama Maira a un oficial, que le dice que ya enviaron personal a la escena.

“¡Mentira! Están todos acá rascándose las pel**as... Hijos de p**a...”, agregó Maira, que nuevamente recibió como respuesta del oficial que ya había mandado a personal a la escena para que atiendan el caso. “Más vale porque te escracho, gordo hijo de p**a... Miren todos, todos miren, recontra panchos acá”, exclamó la joven de 28 años, mientras grababa al resto de agentes que iban saliendo uno por uno del interior de las oficinas de la comisaría.

HABLA LA AUTORA DEL VIDEO VIRAL

En diálogo con el canal argentino la mañana del martes 27 de abril, Maira justificó su acalorada reacción vista en el que ya le dio la vuelta al mundo. “A todos nos cuesta trabajar con esta pandemia y después en dos minutos, vienen y se llevan todo”, precisó y, en relación al robo del que fue víctima su hermana, contó que los delincuentes estaban armados y se metieron en el negocio cuando la vieron sola.

“Uno de ellos la llevó al fondo y le empezó a pegar con el arma en la espalda y en la cabeza”, remarcó Maira sobre la violencia con la que actuaron los hampones. Después de irrumpir en la comisaría reclamando a los policías por su inacción, reveló que no fue uno sino cuatro los patrulleros que acudieron al quiosco propiedad de su familia “una hora y veinte” minutos después de ocurrido el hecho.

Los ladrones –que todavía no han sido identificados– huyeron del lugar y no se ha logrado recuperar nada de lo robado, mientras que, a raíz de la repercusión del , el personal policial de la comisaría Oeste 3° de Villa Luzuriaga de La Matanza explicó que los efectivos se encontraban en ese momento en el “dictado de academia”, es decir, recibiendo instrucción para los controles del cumplimiento de las restricciones por la segunda ola de la .

Además, señalaron que dos de los cuatro patrulleros con los que cuenta la mencionada dependencia policial –de los cuales tres se vieron en el estacionados en el frontis–no se encontraban operativos y aparentemente no había personal disponible para que los condujera. Este lamentable caso fue cubierto por los principales medios de comunicación y pusieron bajo la lupa la forma en que trabajan las fuerzas del orden en .

TE PUEDE INTERESAR