El perro Pickles se convirtió en héroe tras recuperar la Copa del Mundo que fue robada, poco antes del inicio del Mundial de Inglaterra 66. (Foto: Internet/Medios).
El perro Pickles se convirtió en héroe tras recuperar la Copa del Mundo que fue robada, poco antes del inicio del Mundial de Inglaterra 66. (Foto: Internet/Medios).

La Copa del Mundo es el mayor espectáculo deportivo y lo que más anhelan las selecciones participantes es levantar la copa. Para 66, en un hecho sin precedentes, el trofeo Jules Rimet fue robado y a punto estuvo de arruinarse el gran evento futbolístico. Un perrito llamado ‘Pickles’ fue el gran héroe al recuperarla. Conoce esta increíble .

Entre el 11 y el 30 de julio de 1966 se tenía previsto disputar la octava edición de la Copa Mundial de Fútbol con 16 selecciones participantes. Sin embargo, un hecho insólito estuvo a punto de estropear tan grande evento deportivo.

Pocos meses antes del inicio del Mundial, el 20 de marzo de ese mismo año, la FIFA autorizó que el trofeo Jules Rimet, empleado desde 1930, sea exhibido en Westminster, Londres, para que los fanáticos del fútbol tengan oportunidad de verla de cerca.

Sin embargo, fue robada poco tiempo después de su exhibición en circunstancias poco claras. Según informa la , la operación de seguridad para resguardar la copa se reducía a un guardia de más de 70 años de edad. El septuagenario había salido un momento para poder cenar.

En secreto, la Football Association inglesa encargó a un orfebre una réplica por si llegaba el momento del certamen y la original no había aparecido, según informa Ámbito.

Pickles, el gran héroe

Dave Corbett, un fanático del fútbol, salió a pasear con su perro Pickles horas después del robo, que fue noticia mundial. Apenas el can pisó la calle, se comportó de manera extraña.

“(Pickles) salió de la casa y se fue derecho a donde estaba el auto de mi vecino. No dejaba de olfatear así que cuando fui a ponerle la correa, me fijé y vi en el piso un paquete muy cuidadosamente empacado”, dijo Corbett a la BBC

Luego de quitar los periódicos sobre el bulto descubrió que se trataba de la Copa del Mundo, que estaba hecho de plata esterlina enchapada en oro y lapislázuli. De inmediato, se dirigió a la estación de la Policía más cercana y le dio la noticia a un sargento.

Debido a que se sabía poco o nada de la autoría del robo, Corbett se convirtió en sospechoso principal, pero a los pocos días la Policía detuvo a los implicados.

El ladrón respondía al nombre de Sidney Cugullene, según reveló Daily Mirror en el 2018, tras entrevistar a sus familiares. Se trataba de un delincuente de poca monta que al ver la muy escasa seguridad del local de exhibición se le ocurrió robarla por simple gusto, según refirieron los parientes.

Inglaterra campeón y Pickles fue premiado

Tras la recuperación de la Copa del Mundo, el Mundial se desarrolló en los meses siguientes y la selección de Inglaterra se convirtió por primera y única vez en campeona, logrando quedarse con el preciado trofeo.

Corbett dijo a la BBC que Bobby More, él y su mascota fueron invitados a participar de la recepción en Londres. Ante la multitud de hinchas desenfrenados, el capitán del equipo, Bobby Moore, levantó a Pickles como un verdadero trofeo.

Tras la recuperación de la copa, David Corbett y a Pickles fueron honrados por el Club Nacional de Deportes con una medalla, una recompensa de US$1.500 y un regalo especial para la mascota.

Cuando falleció, Corbett enterró a su amada mascota en el jardín de la casa que el hombre pudo comprar gracias a su olfato de sabuezo. “Pickles, el que halló la Copa Mundial de 1966″, se lee en la placa.

¿Qué pasó años después con el trofeo Jules Rimet?

Cabe indicar que el primer trofeo fue nombrado en honor del antiguo presidente de la FIFA Jules Rimet y se empleó desde la Copa Mundial de 1930 hasta 1970. Debido a que Brasil se coronó tres veces campeón, se quedó con la presea (así lo indicaba el reglamento).

La Confederación Brasileña de Fútbol exhibió el trofeo en su sede, en el noveno piso, pero fue robada el 19 de diciembre de 1983 por una banda delincuencial. Los ladrones fueron capturados y, años más tarde, confesaron que el trofeo fue fundido en una joyería brasileña.

Desde el Mundial de 1974 hacia adelante, se emplea el trofeo de la Copa Mundial de la FIFA, que está hecha de oro de 18 quilates con una base de malaquita, y representa a dos figuras humanas sosteniendo la Tierra.

Pese a ser recuperada en 1966, la Copa Jules Rimet tuvo un final triste años después. (Foto: Difusión).
Pese a ser recuperada en 1966, la Copa Jules Rimet tuvo un final triste años después. (Foto: Difusión).