El oficial Brown dio primeros auxilios a Amelia, lo que permitió salvarle la vida. (Foto: GMA)
El oficial Brown dio primeros auxilios a Amelia, lo que permitió salvarle la vida. (Foto: GMA)

Un policía de los se vistió de héroe tras salvar a una niña que dejó de respirar debido al RSV (virus respiratorio sincitial), por lo que los padres, una vez que su pequeña les fuera devuelta con vida, no dudaron en catalogarlo como su “ángel”. La se volvió en las .

Amelia no está bien

Victoria O’Neil comentó a Good Morning America que el domingo pasado sus trillizas comenzaron a enfermarse, pero que el martes la condición de Amelia empeoró: “a la 1, cuando fui a darles de comer, se escuchaba tan débil y enferma que me asusté, así que llamé a mi prometido Derrick (Stroud), le dije que volviera a casa, le pedí que la llevara al hospital”.

Tras esto, la bebé fue llevada al hospital infantil en Greenville, en Carolina del Norte, que está a unos 54 kilómetros de su hogar en Kinston. Sin embargo, cuando el padre de las nenas estaba en ruta fue detenido por exceso de velocidad, hecho que marcó el destino de Amelia.

Mira aquí el video viral

“Mientras corría hacia el hospital, es casi como si Dios hubiera colocado al policía y la ambulancia a menos de 2 millas de nosotros cuando nos sacaron porque iba al hospital, el policía me jaló a unas 100 millas por hora. Cuando me detuvo, yo estaba colgando frenéticamente por la ventana, haciéndole saber que mi bebé tenía problemas para respirar en ese momento”.

Matthew Brown, el salvador

El oficial Matthew Brown, de la Patrulla de Caminos, fue ese “ángel” que mandó la Providencia: “tenía su SUV que venía detrás de mí a una velocidad realmente alta... lo que sabía que era un poco extraño porque la mayoría de las personas, si van a acelerar de esa manera, están tratando de no llamar la atención en lugar de que tener sus cuatro caminos. Cuando me acerqué al conductor estaba visiblemente angustiado y molesto”, dijo el policía.

“Dijo que iba camino al hospital, lo cual me confundió porque había pasado la salida para ir al hospital local pues iba al de Kinston. Dijo que su hija tenía problemas para respirar y que la llevaría a Greenville, a unos 30 minutos de donde estábamos”, agregó a Good Morning America.

Amelia empeoró debido a los síntomas del RSV. (Foto: GMA)
Amelia empeoró debido a los síntomas del RSV. (Foto: GMA)

Pero, por esos azares de la vida, Brown fue bombero años atrás y tenía una amplia capacitación para dar servicios médicos de emergencia: “la volteé hacia mí, me di cuenta de que estaba teniendo dificultad extrema para respirar, tenía una respiración paradójica, que es donde el pecho y el estómago se están desconectando.... luchaba por respirar, sus labios y rostro comenzaron a mostrar algo de cianosis, que es ese color azul”.

El despertar de Amelia

El oficial saca a Amelia del asiento del auto para tomarle los signos vitales, para luego darle palmaditas en la espalda para despertarla: “estaba tratando de sacarle algo y, finalmente, salió, abrió los ojos y comenzó a interactuar, me di cuenta que respiraba con mayor normalidad, pero los sonidos de sus pulmones no eran muy claros. Sabía que el RSV ha sido algo muy frecuente y, de hecho, le dije al padre ‘me sorprendería si ella no tiene RSV’”.

Tras llegar los refuerzos de la unidad médica y una ambulancia, Amelia fue trasladada a Greenville donde se confirmó el RSV y recibió oxígeno como parte de su tratamiento, tras lo cual fue dada de alta no sin antes revisar a sus dos hermanas pues tenían síntomas similares.

Derrick Stroud, orgulloso padre de trillizas. (Foto: GMA)
Derrick Stroud, orgulloso padre de trillizas. (Foto: GMA)

Padres agradecidos con su “héroe”

Cuando su hija estuvo a salvo, la pareja solo tenía agradecimiento por el oficial: “es muy loco cómo funciona todo porque, como digo, para él detenernos con trillizos y él mismo es un mellizo esperando mellizos y todos estaban en el lugar correcto en el momento correcto. Es, realmente, una bendición y solo quería que todos sepan que él es la razón por la que todavía tenemos a Amelia”, dijo Derrick Stroud.

Por su parte, Victoria O´Neil expresó: “era un ángel o un héroe. No quiero imaginar el nivel de pánico que habría tenido si hubiera sido yo, si hubiera sido el policía y hubiera detenido a alguien y hubiera un bebé poniéndose azul en el asiento trasero, como si hubiera sido capaz de mantener la cabeza fría y hacer lo que tenía que hacer para ayudarla es, simplemente, increíble y estoy agradecida con él”.

Por su parte, Brown expuso su sentido del deber: “me uní a la patrulla de carreteras para estar ahí, tener acceso para ayudar a la gente. Soy padre y entiendo lo que estaba tratando de hacer. Cualquiera que tenga un hijo hará lo que crea que debe hacer para tratar de solucionarlo. Así que no iba a penalizarlo por eso. Además, quería que fuera al hospital con el bebé, así que lo hice ir con la unidad médica”, sentenció.


Síguenos en nuestras redes sociales: