El pequeño de 3 años estuvo internado en un hospital especializado durante casi 8 meses. Su madre aseguró que debido a su enfermedad nunca ha jugado con otros niños. (Foto: Composición)
El pequeño de 3 años estuvo internado en un hospital especializado durante casi 8 meses. Su madre aseguró que debido a su enfermedad nunca ha jugado con otros niños. (Foto: Composición)

Waylen Blount es un niño de 3 años de los que padece de miocardiopatía, por lo que era necesario que se le realizara una operación de trasplante de corazón. Tras mucha espera, el pequeño por fin encontró un donante y su alegría fue grande de camino al quirófano para ser sometido el riesgoso procedimiento, al punto que recorrió el pasillo con mucha alegría y dando unos emocionantes pasos de baile que llegaron a las y, de inmediato, encandilaron a todos con su la cual se .

Durante meses, el pequeño Waylen estuvo internado en el Hospital Infantil Joe DiMaggio de Hollywood, Florida, una vez que se le diera el diagnóstico de su delicado padecimiento y no fue hasta febrero de 2021 cuando a él y a sus padres le dieron la gran noticia: encontraron un nuevo corazón.

Las imágenes datan de dicha fecha y en estas se puede ver el pequeñito caminando contento hacia el quirófano, listo para recibir su nuevo corazón en medio de un jocoso como tierno baile. Eso sí, portando su mascarilla como lo demandan los actuales tiempos marcados por el coronavirus.

La alegría de Waylen camino al quirófano

Y es que esta enfermedad genera que las cámaras del corazón se tornen rígidas, lo que produce que, en no pocas ocasiones, este órgano pueda relajarse entre latidos, por lo que sus padres estaban muy urgidos de hallar un donante, hasta que por fin el milagro se dio.

El pequeño Waylen pasó casi ocho meses en el hospital estando, exactamente, 256 días y siendo el paciente número 68 en recibir un trasplante en las instalaciones del Joe DiMaggio, por lo que no fue sino hasta hace poco que este centro de salud compartió las imágenes donde se muestra la felicidad del niño.

Hoy sabemos que, a finales de mayo de este año, Blount fue dado de alta por lo que, en su momento, la cardióloga pediátrica Laura D’Addese aseguró: “Esta es la razón por la que hago lo que hago (…) Llegamos a conocer a estas familias tan íntimamente. Lleva aquí ocho meses.

Despedida con fiesta tras 256 días hospitalizado

Por su parte, la madre del niño de 3 años, Tequila Striggles, se mostró sumamente contenta con la recuperación de su hijo, así como con el trato que recibieron de parte del hospital: “Las palabras no puede describir (…) estoy tan feliz. Es agridulce, pero estoy tan feliz de que, finalmente, haya llegado a este momento (…) Ahora puede vivir su vida. Nunca antes tuvo una infancia. Nunca jugó. Nunca habló con otros. Ahora es un niño completamente diferente”.