Christine Rose, 67, (fotografiada en el centro junto a sus hermanas Catherine y Carol) reveló cómo logró reunirse con sus familiares perdidos gracias al programa 'Long Lost Family' de ITV tras haber sido arrebatadas de los brazos de su madre a los 4 años. | Crédito: ITV / dailymail.co.uk
Christine Rose, 67, (fotografiada en el centro junto a sus hermanas Catherine y Carol) reveló cómo logró reunirse con sus familiares perdidos gracias al programa 'Long Lost Family' de ITV tras haber sido arrebatadas de los brazos de su madre a los 4 años. | Crédito: ITV / dailymail.co.uk

Christine Rose recibió la sorpresa de su vida cuando logró reunirse con sus hermanas de las cuales se separó cuando apenas tenía 4 años de edad. Esta mujer del próxima a cumplir los 70 años relata que fue arrebatada de los brazos de su madre, a la que las autoridades la acusaron de negligencia y de ser incapaz de cuidar a sus hijas.

Como resultado de aquella traumática experiencia, Rose creció con un recuerdo vago de su niñez y tenía pocas remembranzas familiares. Al igual que ella, sus hermanas Carol y Catherine también fueron llevadas a un hogar de cuidado temporal y posteriormente fueron dadas en adopción.

Sin embargo, la ahora bisabuela recordaba en ocasiones haber sostenido la mano de una niña pequeña cuando era más joven y tenía impregnada en su memoria el momento en que las autoridades irrumpieron en su casa de noche para separarla de su madre, quien quedó hecha un mar de lágrimas y con el corazón roto.

Además de los clics y los flashes de la cámara que apuntaban tanto a su rostro como los de sus hermanas, Rose creció pensando en sus hermanas y se preguntaba a menudo qué había sido tanto de ellas como de su madre. Si bien llegó a tener su propia familia, muy dentro de ella anhelaba reunirse con sus familiares directos.

A la búsqueda de sus hermanas

La supervisora de fábrica jubilada que actualmente vive en Morecambe, Lancashire, decidió abocarse a la tarea de encontrar a sus hermanas perdidas. Según el diario británico , Christine Rose asegura que no haber crecido con ellas se sintió como si una parte de ella le faltara.

Fue así que le envió una carta al programa ‘’ de contándole su y ofreciendo algunos detalles sobre su niñez, esperando que ocurriera un milagro. Asimismo, adjuntó un antiguo recorte de un periódico de 1955 con el que se topó en la búsqueda de su familia.

El artículo era un reporte del tribunal que juzgó a su madre, Doreen, acusándola de negligencia y, después de que un inspector visitara a la familia, descubrieron que las niñas comiendo papas sin pelar. Además, la casa en la que vivían fue declarada no adecuada para las menores y Doreen fue conminada a buscar ayuda psicológica.

Un equipo del mencionado programa tomó el caso y se puso manos a la obra. Afortunadamente, lograron reunir información suficiente no solo para rastrear a las dos hermanas de Christine Rose, sino que descubrieron que hubo una cuarta llamada Janice, a la que su madre dio a luz cuando estaba internada en una institución mental.

Los padres biológicos de las hermanas de Christine Rose llegaron a tener cinco hijos en total. Su padre se encontraba en prisión durante el tiempo en que sus hijas fueron separadas y, a su regreso, logró reunirse con Doreen y ampliaron la familia. Sin embargo, ninguno de los dos buscó a las niñas que les fueron arrebatadas.

La mejor parte del descubrimiento de los investigadores del espacio televisivo es que Carol y Catherine no tenían idea de la existencia de Christine, enterándose recién de su hermana mayor cuando vieron el papeleo de su adopción en 1997. Janice, quien trabajaba como ama de llaves, no tenía idea que tenía más hermanas.

Conociendo a su familia

Poco después de que el equipo de producción del programa ‘Long Lost Family’ se pusiera en contacto con cada hermano para informarles del paradero de los demás, las protagonistas de la historia planearon reunirse y su reencuentro fue un momento emotivo para todos los presentes.

Carol, Catherine y Christine se alegraron de saber que su madre, quien falleció en 2005 a los 90 años, no las había olvidado, sino que recordaba sus nombres y deseaba verlas. Su último deseo era reunir a todos sus hijos, el mismo que se hizo realidad 14 años después gracias a que una de ellas quiso volver a tener junta a toda su familia.

De las tres, la que estaba más que emocionada de conocer a sus hermanas era Christine Rose, ya que a partir de ese momento empezó a recibir tarjetas de diferentes miembros de la familia que acababa de recuperar y, por primera vez en su vida, se sintió completa.

Más hermanas por descubrir

Usando el certificado de defunción de Doreen, el equipo del programa también descubrió a Amanda y Lorraine, sus otras hijas que conocieron a sus hermanas mayores por primera vez lejos de las cámaras. “Estamos ansiosos por verlas y contarles sobre nuestra madre. Le encantaría que nos juntáramos”, explicó Lorraine sobre su progenitora, quien solía hablar de ellas todo el tiempo y les confesó que después de sufrir su colapso, hizo todo lo posible para mantenerlas a su lado, pero los servicios sociales pensaron que era mejor ponerlos en cuidado, reporta Daily Mail.