Bearsun tenía planeado caminar hasta el 17 de abril, pero tuvo que alargar su travesía hasta el 21. | Foto: iambearsun/Instagram
Bearsun tenía planeado caminar hasta el 17 de abril, pero tuvo que alargar su travesía hasta el 21. | Foto: iambearsun/Instagram

Los ciudadanos de Los Ángeles y San Francisco, en , se han vistos sorprendidos al ver como un gigantesco oso de peluche recorre a pie las calles, con el único propósito de desplazarse siempre al siguiente punto. Esta es la historia de Bearsun y cómo llega caminando más de 600 kilómetros desde que empezó su aventura.

Cocoa: la perrita a la que sus dueños le construyeron una cama móvil para sus paseos
Tras estar 5 años desaparecida, una perrita logró reencontrarse con su dueño
La historia detrás del brutalmente honesto aviso de adopción de Prancer, el ‘Chihuahua demoniaco’

Pero, ¿quién está detrás del traje? Pues Jesse Larios es la persona que se disfraza de un oso de peluche y transita por las calles sin ningún objetivo en mente, así lo explicó a CNN. “Simplemente veo algo y lo persigo”, declaró en su momento y afirmó que le parece un reto divertido.

Sin embargo, Bearsun ya tiene experiencia y una excelente forma física, pues corrió vestido de esa manera en una maratón en 2020. Aunque su aventura divierta a muchos, no es sencilla pues fue detenido por el Departamento del Sheriff de Los Ángeles al ver el extraño momento y saber si Jesse Larios se encontraba bien.

“Es posible que hayas visto un gran oso de peluche caminando por la ciudad. Uno de nuestros ayudantes tuvo la oportunidad de conocer al individuo que estaba dentro del oso y se enteró que su objetivo es completar una caminata desde Los Ángeles hasta San Francisco. Le deseamos la mujer de las suertes en su aventura”, publicó en Twitter la oficina del sheriff, hecho que se volvió .

Bearsun tenía en mente caminar hasta el 17 de abril, pero los terrenos difíciles y cierres de carreteras han provocado que alargue su travesía hasta el 21 de abril. En tanto, acampa por las noches y obtiene alimentos gracias a las donaciones que le hacen sus seguidores de Instagram y demás redes sociales. “Solo quiero correr maratones con mi traje de osito y también hacer felices a otras personas, me gustan las risas y las sonrisas”, concluyó Jesse Larios.