Lee Wong alzó su voz de protesta tras los actos de odio hacia la comunidad asiática en Estados Unidos. | Foto: NBC News
Lee Wong alzó su voz de protesta tras los actos de odio hacia la comunidad asiática en Estados Unidos. | Foto: NBC News

Un impactante discurso contra el racismo hacia la comunidad asiática en fue el que manifestó el . El hombre de 69 años, actual funcionario en West Chester (Ohio), no dudó ni un segundo en mostrar las cicatrices que le dejó el defender al país norteamericano en los 20 años que servicio al ejército estadounidense.

Fue la ganadora más joven de una lotería millonaria y ahora vive gracias a la caridad de las personas
Inventó un nombre durante intervención pero igual fue arrestado porque esa identidad tenía orden de captura
Hombre dejó su trabajo y recorre Estados Unidos para acicalar mascotas en medio de la pandemia

A través de un video de que se volvió , Wong mostró sus heridas a las que él mismo calificó como un acto de patriotismo hacia los Estados Unidos, y al mismo tiempo dejó una poderosa declaración sobre la discriminación contra los asiáticos, situación que viene aumentando tras la muerte de seis mujeres en Atlanta.

Lee Wong es funcionario en West Chester y ahora presidente de la junta de fideicomisarios de la ciudad. El exsoldado habló sobre la xenofobia que sufrió en carne propia por sus rasgos asiáticos, a pesar de haber defendido con su vida a los Estados Unidos durante todo su tiempo en el ejército.

Durante la reciente reunión de fideicomisarios en West Chester, Wong rompió su silenció: “Hay algunas personas ignorantes que se me acercan y me dicen que no me veo lo suficiente estadounidense, o lo suficientemente patriota. No pueden superar esta cara”, dijo el funcionario.

Acto seguido, se puso de pie y se levantó la camisa para mostrar la enorme cicatriz que tiene en su pecho y dijo: “Esto se sostiene a través de mi servicio en el ejército de los Estados Unidos. Ahora, ¿es esto suficiente patriota? La gente me mira extraño y se atreve a cuestionar mi lealtad a este país, la última vez que leí la Constitución de dice que todos somos iguales. Somos iguales”.

“El prejuicio es odio, y ese odio se puede cambiar. Somos humanos. Necesitamos ser más amables, más gentiles los unos con los otros, porque todos somos iguales”, añadió Lee Wong. Él contó que fue golpeado durante un ataque racista en Chicago, poco después de llegar a los Estados Unidos por la década de 1960.

Su poderosa declaración contra el racismo hacia los asiáticos fue aplaudida por sus colegas presentes en la reunión. Tras volverse el video, Lee Wong contó a los medios locales que no había planeado mostrar su pecho, pero sintió que debía compartir su historia ante los crecientes casos de odio hacia la comunidad asiática.