Paga 96 dólares por un cuadro valorado en 20.000 dólares en tiendas de segunda mano. (Foto: Pexels)
Paga 96 dólares por un cuadro valorado en 20.000 dólares en tiendas de segunda mano. (Foto: Pexels)

Imagina que entras a una tienda de segunda mano a curiosear y terminas comprando un antiguo por 96 dólares solo porque te gustó el marco y al llegar a casa compruebas a través de una rápida búsqueda a través de Google que la obra que acabas de adquirir podría valer cerca de 20.000 dólares. Bueno, esto es lo que le ha pasado a un hombre en Columbia Británica, .

MÁS HISTORIAS | El mensaje de la reina Isabel II a una joven que pintó un “espeluznante” retrato de Felipe de Edimburgo

Stephen Burgess pasaba por la sección de obras de arte de una tienda de segunda mano llamada Value Village en la localidad de Courtenay, cuando le gustó una obra en particular que tenía un llamativo marco dorado y ornamental que enmarcaba una pintura antigua que tenía una firma que decía: “A.Wilmer”. No dudó un segundo y Burgess decidió comprar el cuadro por 96 dólares.

Al llegar a su casa, el hombre de Columbia Británica decidió investigar un poco sobre la pintura que acababa de adquirir y se percató de que algo no cuadraba entre la firma que aparecía en el cuadro, “Wijmer”, y la firma de la placa metálica en la parte delantera de la pieza de arte, “A. Wilmer”.

Por un momento creyó que se trataba de una copia impresa producida en serie, pero cuando separó el marco se dio cuenta de que en el reverso del lienzo había un sello de Múnich, Alemania, y varias pinceladas de óleo en el borde del lienzo bajo el marco. Todos esos detalles hacían pensar que se trataba de una pieza de arte original que dependiendo del autor podía valer miles de dólares.

El hombre compró el cuadro porque le gustaba el marco dorado y ornamentado que lo enmarcaba. (Foto: Pexels)
El hombre compró el cuadro porque le gustaba el marco dorado y ornamentado que lo enmarcaba. (Foto: Pexels)

Y así fue. Tras la sorpresa inicial y hacer una comprobación mediante Google, Burgess vio que se trataba del artista holandés Gerritjen Wijmer (1870), cuyas obras según el estado y el tamaño pueden venderse entre 20.000 y casi 350.000 dólares, según informa el medio .

Una de las obras más famosas del artista holandés Wijmer es Niebla de montaña, que se vendió en una casa de subastas por un valor de 200.000 dólares, una cifra bastante elevado si tenemos en cuenta que en el caso del protagonista de esta historia se ha podido comprar una pieza del mismo autor por apenas 96 dólares.

Ahora Burgess espera que un tasador profesional evalúe la pintura y, en el caso de que fuera valiosa, la subastará y donará los fondos a la organización de medicina paliativa Comox Valley Hospice Society.

VIDEO RECOMENDADO

La pintura de café más grande del mundo
Una artista saudita creó "la pintura de café más grande" del mundo, convirtiéndose en la primera mujer del país que logra un récord en solitario. (Fuente: AFP) null


TAGS RELACIONADOS