Una mujer decidió jugar la lotería apostando los números que soñó su esposo y ganó una fortuna. (Foto referencial: Hermann Traub / Pixabay)
Una mujer decidió jugar la lotería apostando los números que soñó su esposo y ganó una fortuna. (Foto referencial: Hermann Traub / Pixabay)

Deng Pravatoudom es una mujer que reside en Toronto (Canadá) y a sus 57 años adquirió popularidad por ganar una fortuna jugando la lotería. Lo que la diferencia del resto de ganadores es que ella apostaba los mismos números desde hace 20 años, momento exacto en que su esposo tuvo una premonición . Su se volvió viral rápidamente en redes sociales como y aquí te contamos todo. .

MÁS INFORMACIÓN: Universitaria muere cuando trataba de salir con su auto de un estacionamiento

Según informa , la mujer llegó a Canadá desde Laos en 1980, junto con sus hermanos. “Mi familia fue patrocinada por una iglesia local y como no teníamos nada, estoy agradecida por el gran apoyo que nos brindaron a lo largo de los años”, dijo. Ella, durante cuatro décadas, trabajó muchas horas con su esposo. Ambos como jornaleros generales, con tal de darle lo mejor a su familia.

Deng Pravatoudom, madre de dos hijos y abuela de dos nietos, también contó que se quedó sin trabajo en la primavera pasada, en medio de la pandemia de COVID-19. Estando desempleada, ella igual continuó jugando la lotería, apostando los mismos números durante 20 años, desde que su esposo los soñó.

Un día, siempre según la citada fuente, fue a un centro comercial cercano en Yonge Street en North York para hacer unos recados. Es ahí donde verificó su último boleto de Lotto Max. Ella descubrió que había ganado un boleto de “Juego libre” y optó por agregar “Encore”.

Días después se enteró que con el boleto gratis ganó 60 millones de dólares canadienses. “Fui a hacer fila en el banco. Le di el boleto a mi esposo para que lo revisara. Después de que salí al auto, fue entonces cuando me dijo”, contó.

Con la fortuna, Deng Pravatoudom indicó que ella y su esposo planean mudarse de su apartamento y comprar una casa. Sostuvo que pagará algunas facturas, ayudará a su familia y viajará cuando sea seguro hacerlo. Pero eso no es todo, pues la mujer también dijo que se comprará unos diamantes.