La historia del paciente que organizaba fiestas "rave" en un hospital psiquiátrico. (Foto: Referencial / Pixabay)
La historia del paciente que organizaba fiestas "rave" en un hospital psiquiátrico. (Foto: Referencial / Pixabay)

Un paciente internado en un hospital psiquiátrico de Hanoi, Vietnam, ha sido acusado de organizar fiestas en su habitación, equipada con luces, altavoces, mesas de DJ y grandes cantidades de MDMA, ketamina y metanfetamina.

Todo llegó a su fin cuando la policía allanó la alcoba e incautó los estupefacientes. Asimismo, se arrestaron a los asistentes.

El medio informó que, el pasado miércoles, el Tribunal Popular de Hanoi dictaminó que Nguyen Xuan Quy, de 39 años y paciente del nosocomio, será ejecutado por delitos relacionados con la compra, venta, organización, uso y posesión de drogas ilegales. Su cómplice, Nguyen Van Ngoc, encontrado culpable de tráfico de drogas, obtuvo la misma sentencia.

La habitación de un hospital psiquiátrico en donde se armaban fiestas electrónicas

En 2018, Quy se hizo amigo del personal del hospital, que le otorgó privilegios de alojamiento que no tenían otros residentes.

A finales de 2020, su habitación se convirtió en un ambiente insonorizado, en donde el personal y los demás pacientes disfrutaban de música electrónica a todo volumen y una gran variedad de drogas. El medio citado señala que, en algunas oportunidades, prostitutas llegaban a las fiestas.

Además de Quy y Ngoc, otras cuatro personas fueron condenadas por su participación en la red de drogas y recibieron sentencias de prisión que van desde los cinco años hasta la cadena perpetua.

Dos enfermeras y un técnico del hospital fueron condenados a entre cinco y siete años de prisión después de decirle al tribunal que sabían que Quy consumía y vendía drogas en el hospital, pero no se lo comunicaron a sus superiores.

Do Thi Luu, exjefe de departamento del hospital y médico de Quy, fue condenada a tres años de prisión por abuso de poder. Se le dijo al tribunal que había recibido sobornos del paciente cada mes, afirmación que ella negó.

Ella le dijo a la corte que sabía que Quy había renovado su habitación, pero no se lo informó a sus jefes porque lo consideró “apropiado”. Se desconoce si los altos cargos del hospital sabían del hecho.

El año pasado, después de que salieran a la luz las fiestas, el director del hospital fue despedido por negligencia. Varios ejecutivos también fueron reprendidos por no actuar adecuadamente.

Según los fiscales, a Quy se le había diagnosticado previamente un trastorno psiquiátrico, aunque el tribunal señaló que esto no afectaba su sentencia ya que se le consideró alguien estable y operando con suficiente autonomía como para llevar a cabo los delitos.

TAGS RELACIONADOS