Los puntos de vista de un joven canadiense criado como musulmán que experimentará por primera vez lo que es una Navidad se convirtieron en lo más compartido en redes sociales. | Crédito: Pixabay / Pexels / Referencial.
Los puntos de vista de un joven canadiense criado como musulmán que experimentará por primera vez lo que es una Navidad se convirtieron en lo más compartido en redes sociales. | Crédito: Pixabay / Pexels / Referencial.

Criado desde su nacimiento como musulmán, Mohammad Hussain se evitó durante casi toda su vida todo lo relacionado a la durante el mes de diciembre, pero a causa de la pandemia de Covid-19, este joven que actualmente reside en Ottawa, Canadá, no podrá visitar a su familia para pasar el fin de año y experimentará por primera vez lo que es celebrar esta tradicional festividad occidental, algo que está dispuesto a compartir al detalle toda la pomposidad y rituales con “precisión antropológica” a través de un hilo viral, que incluso captó la atención del mismísimo . Esta es su .

MÁS INFORMACIÓN: La divertida (pero grosera) respuesta de un niño a una tarea escolar artística relacionada a la Navidad

“Sabía que algunas cosas [relacionadas a la ] eran graciosas. Sabía que la idea de la como un trabajo de medio tiempo es algo muy cierto, pero nadie lo había pensado de ese modo”, bromeó en entrevista con el portal , que no pensó que su intención de pasar junto a sus “asombrosos compañeros de cuarto” estas fechas y aprender lo que significa festejar “una como se debe” atraería la atención de tanta gente en las redes sociales. Sus incluyen cómo la gente a veces demanda ciertas comidas la mañana del 25 de diciembre o la cantidad de tiempo que pasa la gente arreglando sus luces navideñas.

“¿Quieres pasarte durmiendo todo el sábado? Mala suerte. Ve a poner las luces dentro de la casa. Oh, ¿quieres pasarte durmiendo todo el domingo? Mala suerte. Ve a poner luces afuera de la casa”, se lee en uno de sus divertidos ‘tuits’, en los que también se burla de cómo sus amigos “agonizan por los obsequios que debes comprarles” y el triste hecho que “el presupuesto que tengas planeado no importa”. “Puede ser tan alto como quieras, pero el regalo perfecto siempre será 10 dólares más caro. No hay cómo ganar. Solo rendirse”, se lee en otra de sus observaciones que esparcen el espíritu navideño entre los internautas.

MÁS INFORMACIÓN: “Caminé más de 20 días”: Acto de bondad desata un milagro de Navidad que reunió a un hombre con su familia

Hussain, que se describe a sí mismo como un empleado político, cuenta que la popularidad que ha obtenido en redes sociales ha sido abrumadora, al punto que ha recibido mensajes de felicitación de personas como él que crecieron sin saber lo que es celebrar y se sienten identificados con sus puntos de vista, además de otros acostumbrados a “toda la aventura previa” que deben tener para festejar como se debe esta fiesta de amor y paz con sus seres queridos cada año en el mes de diciembre. “Esta nueva perspectiva es interesante para ellos”, dijo entre risas este joven con una visión particular de las cosas.

Una de las cosas que más alegría le trajo de la es que el aspecto religioso es algo opcional ya que de sugerirle a su madre celebrar esta festividad como una especie de Ramadan alternativo, “seguramente le daría un paro cardiaco”, ironizó el joven. Si bien no siguió todas las tradiciones que sus compañeros de cuarto le enseñaron, como colocar medias para que Santa Claus las rellene con regalos, sí honró el ritual de elegir los ornamentos para decorar el árbol de , decantándose por una brillante rosquilla de color rosa, aunque aprendiendo a la mala que estos adornos no son nada baratos.

MÁS INFORMACIÓN: “¡Absolutamente asombroso!”: La curiosa moda de la sesión de fotos con el Grinch para Navidad

Aprovechando la popularidad que ganó en Twitter con sus publicaciones, Hussain -que finalmente admitió que celebrar esta festividad era algo “extenuante” y, contrario a lo que muchos creen, aplaudió a quienes se comprometen de lleno a aquello anualmente, aunque que “todo tenga un olor a menta es algo que hasta ahora no le encuentra el gusto”- siguió irradiando el espíritu navideño en la gente y la animó a donar a varias organizaciones de caridad, como el , para ayudar a la gente que no la ha pasado bien este año.

Y si bien no se siente como el Grinch que se robó la , protagonista del clásico de la literatura infantil escrito por el Dr. Seuss, este joven musulmán dijo que le seduce la idea de organizar la dinámica del “amigo secreto” para cuando celebre el Eid, la festividad islámica que marca el final del prolongado ayuno durante el Ramadan, aunque anda pensando en usar otro nombre para que no crean que fue un “robo descarado”.