Patrick Fuchs jamás imaginó que la foto que tomó durante una de sus excursiones a un bosque petrificado lo volvería famoso de la noche a la mañana. | Crédito: @patrickakabird / Instagram
Patrick Fuchs jamás imaginó que la foto que tomó durante una de sus excursiones a un bosque petrificado lo volvería famoso de la noche a la mañana. | Crédito: @patrickakabird / Instagram

Patrick Fuchs tiene 41 años y es graduado de la Universidad Northern Arizona. Vive junto a su novia en el centro de Phoenix y trabaja en una pizzería de Scottsdale. Es un aficionado a la observación de aves, a la fotografía y al senderismo, pasiones que le ayudaron a capturar con su cámara una de las más populares de los últimos tiempos que nadie sabía que era de su autoría hasta que salió del anonimato por pura casualidad. La imagen en cuestión es un pedazo de madera petrificado que tardó millones de años en cristalizarse en un tipo de cuarzo ágata de ricos colores con tonos carmesí, ámbar y crema que se aprecian a trasluz.

HAZ CLIC: Las historias más compartidas de Internet
MIRA AQUÍ: El increíble antes y después de una casa que no fue limpiada durante 12 años

En noviembre del año pasado, la fotografía comenzó a viralizarse después de publicarse en un sitio web de geología. Posteriormente, fue replicada por miles de usuarios de Facebook y Twitter, además de convertirse en materia de discusión de docenas de hilos en Reddit, donde recibió toda clase de comentarios y reacciones de parte de su comunidad. En enero, el diario The Arizona Republic a través de su portal publicó un sobre la que fue recogido por USA Today, obteniendo un alcance mayor del esperado (más de medio millón de páginas vistas). Pese al éxito, todos los esfuerzos para encontrar al verdadero autor de la imagen fueron en vano.

Pero hace unas semanas, un amigo contactó a Fuchs para avisarle que la foto de la que no tenía idea de su fama a nivel global había sido usada en la página de Facebook de un extraño y tenía más de 150,000 ‘Me Gusta’. Fastidiado por la situación, Fucks dijo a The Arizona Republic que se puso contacto con la administración del fanpage y les dijo que “esa era su foto, retírenla”, a lo que le respondieron que cómo podía probar que era su foto. Él les contó que la había subido a su perfil de Facebook hace dos años, pero le hicieron notar que la imagen podía ser encontrada fácilmente en todo Internet, incluyendo el medio de comunicación que expuso su caso.

Fuchs confesó que al principio no entendía bien lo que estaba pasando con su fotografía, pero después pensó: “¿A quién le importa? Tomé esta foto porque pensé que era algo bonito y la compartí. Pasé de sentirme molesto al respecto, supongo, a solo pensar que era algo genial, ¿sabes? Digo, realmente puede encontrarse en todas partes”. Pero si creías que su reacción al descubrir el éxito de su creación fue algo que no se ve todos los días, entonces la forma cómo dio con la locación donde la inmortalizó es una historia que también merece compartirse con el mundo, ya que ocurrió durante una de sus largas caminatas por el Sendero de Arizona.

Ocurrió durante los 10 meses que pasó recorriendo dicha zona, que abarca la línea estatal de Utah hacia la frontera con México. De lunes a viernes trabajaba en la pizzería, pero en los fines de semana manejaba hacia el tramo en el que se había quedado la semana pasada y caminaba entre 32 a 48 kilómetros. “Fue una aventura que lo abarcó todo... que casi consumió mi vida real. Solo tenía que ir a la ciudad y conseguir dinero y trabajo y luego volver al camino”, precisó sobre su aventura que comenzó en 2017 y terminó en mayo de 2018; sin embargo, dos meses después del finalizarla, su padre falleció repentinamente de un ataque cardiaco a los 64 años.

Cuando iba de camino al funeral en Iowa, Fuchs no solo sintió profundamente la pérdida de su progenitor, sino también se sintió perdido. “Volví y acababa de pasar cada fin de semana de los últimos 10 meses en las montañas y me pasaba esto, simplemente no estaba listo. Descubrí que realmente no apreciaba el volver a tener una vida normal”, contó, por lo que decidió retomar su aventurero estilo de vida. Como todavía tenía su pase a los parques nacionales que usó en el Sendero de Arizona, visitó entre 15 a 20 veces el Parque Nacional Petrified Forest, ubicado en el noroeste de Arizona, hasta que el gobierno lo cerró a finales de 2018.

Según la metadata de la foto, Fuchs la tomó a las 5:45 p.m. del 29 de julio de 2018, durante uno de sus primeros viajes al mencionado lugar, cerca de una antigua morada conocida como Casa Ágata, a lo largo de un sendero poco transitado porque requiere cruzar una carretera principal para llegar. “Así que voy por ese sendero y, no lo sé, miro a mi alrededor porque solo había un camino pavimentado, lo que te permite expandir tu habilidad para ver por todas partes (porque) no tienes que preocuparte por tropezar y caer”, comentó, al tiempo que dijo que divisó una roca a la distancia y se apresuró a caminar hacia ella.

“De hecho, me senté frente a ella con las piernas cruzadas por unos 10 o 15 minutos”, recordó Fuchs, precisando que esperaba que la cámara de su iPhone pudiera capturar la luz posándose sobre la roca mientras atravesaba las nubes. “Así que me pasé esperando que brillara con esos tonos rojos y amarillos, sentado tomando quinientas fotos de esta cosa porque sabía que era mi oportunidad”, agregó, señalando que publicó la imagen en su cuenta de Facebook a las 6:24 a.m. del día siguiente con una descripción que resumía lo que tuvo que pasar para inmortalizar la singular escena con la ayuda de su smartphone.

“Te vas de viaje solo. Planeas pasar un tiempo en estas antiguas ruinas construidas de madera petrificada – la Casa Ágata. Te preguntas qué vida se llevaba en esta alocada casa ubicada en medio de una llanura ventosa donde todos los árboles están muertos. Cuando terminas aquí te diriges hacia las colinas y encuentras algunos de los troncos petrificados más coloridos que puedas imaginar”, se leía en el texto que acompañaba la . A partir de ese momento, Fuchs se distanció de las redes sociales en lo que duraban sus nuevas excursiones.

Lo curioso es que aprovechó dicha oportunidad para planear su siguiente gran aventura. Habiendo conquistado el tramo norte-sur del Sendero de Arizona, Fuchs y un amigo concentró todo su tiempo y esfuerzo para recorrer el estado de este a oeste este año abriendo su propio camino desde la línea estatal de Nuevo México a la de California, sin imaginarse que la foto que tomó se había vuelto viral y lo había vuelto famoso accidentalmente. Pero de vez en cuando se sorprende cuando alguna amistad le dice que la imagen apareció en tal o cual red social, a lo que solo atina a responder que visite su Instagram () para ver mejores fotos que esa.

MIRA MÁS HISTORIAS

VIDEO RECOMENDADO

El momento en el que la familia salva a los perros en el Huracán Hanna

El momento en el que la familia salva a los perros en el Huracán Hanna