Megan Biberos pudo conocer a Addalyn Clarken, la bebé que ayudó a nacer dando indicaciones a sus padres por la línea del 911. (Foto: captura Denver7 – The Denver Channel / YouTube)
Megan Biberos pudo conocer a Addalyn Clarken, la bebé que ayudó a nacer dando indicaciones a sus padres por la línea del 911. (Foto: captura Denver7 – The Denver Channel / YouTube)

El nacimiento de un bebé es uno de los momentos más emocionantes en la vida de una madre, quien se prepara durante nueve meses para darle la bienvenida pero, ¿Qué pasa si el parto se adelanta y siente que no tendrá tiempo de llegar al hospital? Esta es la increíble historia de Jill y John Clarken, una pareja de Estados Unidos que llamó al 911 pidiendo ayuda y fue atendida por Megan Biberos, una operadora que los dirigió por teléfono, les transmitió calma y ayudó con la llegada al mundo de una saludable niña. Su relato se volvió en las redes sociales.

MÁS INFORMACIÓN | Viaja 3 mil km para empezar un nuevo trabajo y lo despiden el primer día por ser “demasiado gordo”

Ha pasado una semana desde aquel memorable día donde Addalyn Clarken nació. El sábado 15 de enero Jill Clarken sintió que su bebé estaba en camino. “No quiero ser gráfica, pero ella venía (...) Había una necesidad bastante urgente de obtener ayuda porque no íbamos a ningún lado”, dijo a ‘Denver7 – The Denver Channel’ que publicó una en YouTube.

La llamada al 911 que ayudó con el parto

En su desesperación, la pareja recurrió al número de teléfono de emergencia en Estados Unidos y al otro lado de la línea estaba Megan Biberos, una despachadora de Fort Collins. “Honestamente, no pensé que llegaríamos al final (del nacimiento) porque... eso no suele suceder”, narró.

Este alumbramiento fue una gran experiencia para todos los involucrados pues, en la mayoría de los casos, el departamento de bomberos llega en minutos y ayuda con la emergencia, pero ese día el vehículo de la estación más cercana estaba averiado y no podían acudir. Fue ahí donde se aplicaron los conocimientos de tantos años en servicio de la ciudadanía.

“No estaba demasiado nerviosa hasta que (John) dijo algo así como, ‘Oh, vaya... ella viene’”, contó Biberos.

Jill y John Clarken disfrutan ahora de su hijo mayor Jacob y de la pequeña Addalyn. Además, confirmaron que el 911 siempre está para ayudar, así sea un parto adelantado. (Foto: captura Denver7 – The Denver Channel / YouTube)
Jill y John Clarken disfrutan ahora de su hijo mayor Jacob y de la pequeña Addalyn. Además, confirmaron que el 911 siempre está para ayudar, así sea un parto adelantado. (Foto: captura Denver7 – The Denver Channel / YouTube)

La ayuda fundamental del 911

Jill y John Clarken sabían que estaban a minutos de conocer a su bebé Addalyn y que recibían una gran ayuda por teléfono. “Era solo una voz muy tranquilizadora, que creo que a su vez... me calmó. Quiero decir, si ella se hubiera vuelto loca, creo que yo me habría asustado”, dijo John sobre el importante papel que brindó la operadora.

El nacimiento de Addalyn se dio en el baño de la casa y Megan Biberos no los dejó hasta estar 100% segura que la bebé estaba a salvo.

“Creo que pasaron unos 10 segundos (antes) de que pudiéramos escucharla llorar, así que (supe) que todo estaba bien”, dijo Biberos.

La bebé conoció a quien la trajo al mundo

Con el pasar de los días, la niña se encuentra en perfectas condiciones y disfrutando de sus papás y hermano Jacob. “Ella pesa seis libras y dos onzas (casi 3 kilos) y mide 19 pulgadas de largo (48 centímetros). Es solo una cosita diminuta, diminuta, con una cabeza llena de cabello”, narró Jill sobre su pequeña.

El reportaje que le hizo ‘Denver7 – The Denver Channel’ y que se publicó en YouTube permitió ver el feliz momento en que Biberos conoció a Addalyn Clarken, la bebé que ayudó a nacer. Además, fue la primera vez en sus 10 años de servicio que pudo tener contacto con las personas que atendió al otro lado de la línea 911.

“La recordaré por siempre y para siempre y su nombre... y esa llamada. Fue realmente especial. La recordaré por siempre”, aseguró Biberos emocionada.

El video del feliz encuentro entre la operadora y la bebé que ayudó a nacer