El duro diagnóstico que recibió una joven tras sentir dolores en el pecho y el brazo. (Foto: Eloise May / Facebook)
El duro diagnóstico que recibió una joven tras sentir dolores en el pecho y el brazo. (Foto: Eloise May / Facebook)

Una joven del despertó en medio de la noche con un fuerte dolor en el pecho y el brazo. Eloise May, de 20 años, creyó en un inicio que sus molestias eran causadas por una lesión por montar a caballo o por llegar a su casa bajo los efectos del alcohol, pero resultó ser otra cosa más grave.

“Mi vida como la conocía, siendo estudiante, viviendo en una casa de estudiantes, ha sido completamente arrancada debajo de mis pies”, declaró la joven en conversación con el medio , que dio a conocer su caso.

En febrero de este año, la chica se vio obligada a aplazar su último año en la Universidad John Moores de Liverpool después de que los médicos le diagnosticaran linfoma de Hodgkin, un tipo de cáncer que afecta al sistema linfático.

Eloise no tenía idea de que los especialistas encontrarían un tumor del tamaño de una bombilla a la altura de su pecho, el cual comprimía casi un tercio de la vena que devuelve la sangre de su cerebro a su corazón.

“La vida social que tenía es básicamente inexistente. Tuve que aplazar la universidad. Es bastante difícil porque, obviamente, veo a todos terminar sus tesis y graduarse y pienso: ‘Esa debería ser yo’, pero siempre está el año que viene”, agregó la joven.

Actualmente, Eloise lleva más de la mitad de su tratamiento de quimioterapia en la institución The Clatterbridge Cancer Center, ubicada en Liverpool.

Los médicos, por su parte, esperan que la joven, que ya perdió parte de su cabello, no tenga que someterse a una radioterapia, en caso de que el proceso sea exitoso.

Pese a su complicada situación, la joven prefiere mostrarse positiva. “Siempre hay tantas cosas buenas en el mundo que debes buscar, y debes apreciar las pequeñas cosas de la vida, como despertarte por la mañana con cabello. Si los tiempos se ponen difíciles, definitivamente tienes que dar un paso al frente”, expresó.

“Igualmente, habrá mucha gente y apoyo que ni siquiera sabes que están ahí, que se reunirán a tu alrededor, por lo que nunca es tan malo como parece”, concluyó.

A pesar de haber tenido que regresar a su hogar en Shropshire y perderse conciertos debido a la quimioterapia, Eloise está emocionada por la llegada del verano, época en la que espera tener una fiesta para celebrar la remisión junto con su cumpleaños número 21.

Qué es el linfoma de Hodgkin

El cáncer se origina cuando las células comienzan a crecer sin control. Casi cualquier célula del cuerpo puede convertirse en cáncer y luego propagarse a otras partes del cuerpo, señala el portal cancer.org.

Los linfomas son cánceres que afectan el sistema linfático y comienzan en los glóbulos blancos llamados linfocitos. Existen dos tipos principales de linfoma:

  • Linfoma de Hodgkin (HL)
  • Linfoma no Hodgkin (NHL)

El linfoma de Hodgkin y el linfoma no Hodgkin provienen de dos tipos distintos de células. Los dos tipos de linfoma se comportan, se propagan y responden al tratamiento de manera diferente.

Para entender qué es el linfoma de Hodgkin, resulta útil conocer sobre el sistema linfático. El sistema linfático es parte del sistema inmunitario que ayuda a combatir infecciones y algunas otras enfermedades. También ayuda a controlar la circulación de líquidos en el cuerpo.

El sistema linfático está compuesto principalmente por células llamadas linfocitos, un tipo de glóbulo blanco. Por lo general, el linfoma de Hodgkin empieza en los linfocitos B.

¿Qué tan grave es el linfoma de Hodgkin?

De acuerdo al sitio web , la tasa de supervivencia a 5 años para todas las personas con linfoma de Hodgkin en los Estados Unidos es del 88%. Si el cáncer se encuentra en sus primeras etapas, la tasa de supervivencia a 5 años es del 91%. Si el cáncer se disemina regionalmente, la tasa de supervivencia a 5 años es del 94%.

¿Cómo se manifiesta el linfoma de Hodgkin?

El síntoma más común del linfoma de Hodgkin es una protuberancia en el cuello, debajo del brazo o en la ingle que es un ganglio linfático agrandado. Por lo general no duele, aunque es posible que sienta dolor después de consumir alcohol, precisa el sitio web .

TAGS RELACIONADOS