En 2009 una joven ganó el premio de lotería más grande que jamás se había repartido en España. (Foto: Pexels)
En 2009 una joven ganó el premio de lotería más grande que jamás se había repartido en España. (Foto: Pexels)

La de esta afortunada mujer de la localidad de Mallorca, en España, es digna de un guión de película. Una singular historia de la que se desconoce el nombre de la protagonista, que al día de hoy mantiene el anonimato y la humildad de aquella chica que con 25 años le cambió la vida.

MÁS INFORMACIÓN: Abuela recibe vacuna contra el COVID-19 y pide dar un paseo por el mar para celebrar

En el año 2009 se repartió el premio más grande de la lotería que jamás se había visto en España. Una mujer fue la afortunada ganadora, llevándose 126 millones de euros (unos 152 millones de dólares) en el famoso sorteo del Euromillones, sin embargo, ella no se enteraría que ganó hasta unos días después.

El día del sorteo se hallaba en la cama con gripe y ni quiera se recordaba que había jugado. Unos días antes adquirió un boleto por Internet con un número que su abuelo escogía siempre pese a que nunca había ganado nada. Ella no solía jugar a la lotería, pero cuando lo hacía siempre elegía esos números.

Su situación tampoco era la mejor en aquella época. La relación con su novio había terminado y estaba embarazada. No tenía tiempo para juegos. Sin embargo, todo cambió cuando uno de los responsables de Serviapuestas, el portal donde compró el número, la llamó para decirle que había ganado la lotería.

Acababa de convertirse en millonaria y en la persona en España con más dinero entre los menores de 30 años. ¿Cómo reaccionó? Con calma. Desde el primer momento que fue consciente de aquella noticia que le iba a cambiar la vida tomó una postura de serenidad y se dejó aconsejar por un gestor.

En la actualidad, esta mujer sigue manteniendo el anonimato, pero gracias a una entrevista en el diario  a la que accedió el año 2013 se conocen algunos detalles de su discreta vida.

Cuenta que mantuvo su trabajo durante dos años por temor a que se descubriera su secreto. Incluso muchas de sus amistades desconocían que era millonaria. Dio a luz en un hospital público de España, no viste ropa cara y conduce un auto antiguo. Quiere mantener una vida lo más discreta posible.

Hoy en día no se conoce mucho sobre ella. Solamente que ya no vive en la región de Mallorca y que quiere que su hijo crezca y se eduque sin saber que son millonarios. Al parecer una decisión sabia.

TAGS RELACIONADOS