Hannah Merton y su familia. (Foto: quintupletmama | Instagram)
Hannah Merton y su familia. (Foto: quintupletmama | Instagram)

Realmente conmovedor. La historia de la estadounidense Hannah Merton es digna de ser contada. Cuando apenas tenía 23 años, esta joven de Ohio (Estados Unidos) y su esposo, un año mayor, estaban muy preocupados porque creían que ella podía ser estéril. Entonces Hannah empezó un tratamiento médico para mejorar su ovulación. Con él, consiguió cumplir su sueño de ser madre.

Y sí que lo hizo a lo grande, pues se quedó embarazada de quintillizos. De manera prematura, los pequeños Elliot, Philomena, Evangeline, Meredith y Gideon llegaron al mundo tras solo 25 semanas de gestación. Meredith, la de menor tamaño y peso, falleció tristemente a los tres años. Gideon, por su parte, tuvo que estar hospitalizado por un problema de salud.

“Sufría de infertilidad, así que tomé medicamentos para ayudarme a ovular, y funcionó mejor de lo que esperábamos. En ese momento nos dijeron que tenía un 1% de posibilidades de tener trillizos; nadie mencionó la posibilidad de cuatro, no importa cinco bebés porque era tan bajo”, contó Hannah a .

“Cuando descubrí que había cinco, estaba completamente conmocionada y sintiendo cada emoción que podrías sentir. Verlos en la UCIN fue amor a primera vista, pero no podía soportar dejarlos atrás, así que finalmente los traje a todos a casa. fue una sensación increíble”, agregó.

Pero ahora, los cuatro hermanos están en su hogar y son felices junto a sus orgullosos padres. Tengo siempre las manos llenas de tareas, es la verdad. Pero más lleno aún está mi corazón, no cambiaría nada”, asegura Hannah, que a través de las redes sociales cuenta como es su inesperada maternidad.

Una tarea difícil

“Tener cuatro bebés que cuidar es muy complicado, estoy limpiando constantemente, y es caótico, loco y ruidoso. La gente siempre comenta que ‘tengo las manos llenas’, y lo tengo, definitivamente hay momentos en los que pienso ‘¿Cómo diablos voy a hacer esto?’, contó. “Pero es muy gratificante y muy divertido, y no lo haría de otra manera”, agregó.

Hannah y Jacob, un planificador financiero, comenzaron a tratar de tener hijos hace tres años, pero cuando no pudieron, tomaron medicamentos para estimular la ovulación. En octubre de 2019, una prueba de embarazo dio positivo, y más tarde los médicos confirmaron que Hannah no estaba embarazada de uno, sino de cinco bebés.

“Fue muy impactante cuando descubrí que tenía cinco bebés. ¡Pensé que estaba sufriendo de infertilidad!”, dijo. A pesar de la caótica vida de madre, Hannah dice que no cambiaría nada. Ella y Jacob dijeron que incluso considerarían algún día tener otro hijo.


Síguenos en nuestras redes sociales: