Michael Todd Hill fue condenado por matar a su novia. (Foto: NC Lottery | Oficina del Sheriff del condado de Bunswick)
Michael Todd Hill fue condenado por matar a su novia. (Foto: NC Lottery | Oficina del Sheriff del condado de Bunswick)

Hay varias historias de personas que tras ganar el premio mayor de la lotería les llega la tragedia, el derroche, envidias y pleitos por el dinero les arruinan la vida. Es el caso de un hombre del estado de Carolina del Norte, en Estados Unidos, que ganó un premio de 10 millones de dólares en el 2017 y esta semana fue condenado a cadena perpetua por asesinar a tiros a su pareja.

Michael Todd Hill, de 54 años, fue hallado culpable de asesinato en primer grado y sentenciado el pasado viernes por la muerte de Keonna Graham, de 23 años, según informó la cadena .

La pareja de Hill desapareció sin dejar rastro alguno en julio de 2020 y su cuerpo fue hallado después por una empleada de limpieza en un hotel con una herida de bala en la parte posterior de la cabeza.

Según informó la estación local , la mujer fue hallada tendida boca abajo en la cama, con una moneda de un centavo en la palma de su mano. Esta durmiendo cuando murió. La investigación de los forenses halló en la habitación del hotel unos casquillos de un arma de fuego calibre 45.

Michael Todd Hill posa con su premio de 10 millones de dólares en 2017. (Foto: NC Lottery)
Michael Todd Hill posa con su premio de 10 millones de dólares en 2017. (Foto: NC Lottery)

De ganar la lotería a pasar el resto de su vida prisión

La Fiscalía aseguró durante el juicio que las cámaras de seguridad del hotel registraron a Hill como la única persona en la habitación con Graham. El hombre confesó haberle disparado, según la Fiscalía, tras acusarla de intercambiar mensajes de celular con otros hombres mientras estaban en el hotel.

Hill, que por entonces trabajaba en una central nuclear, ganó 10 millones de dólares con un boleto para raspar en agosto de 2017 en la lotería Ultimate Millions de la Lotería de Carolina del Norte. Antes había probado con otro sin suerte, pero decidió intentarlo de nuevo y logró el premio millonario.

“Acababa de ganar la lotería. Escuché que se había casado ¿Y vas y matas a una chica joven, a una chica bella? No lo entiendo”, dijo Tiffany Wilson, que conocía a la víctima, a la estación local .

No pudo pagar su abogado

Cuando ganó la lotería, Hill optó por cobrar todo el premio de una vez, llevándose a casa 4.2 millones de dólares, según . Dijo entonces que planeaba pagar facturas pendientes e invertir en el negocio de diseño formativo de su esposa.

Lo curioso del caso es que Hill alegó ante la justicia de Estados Unidos no poder con los gastos de su defensa legal. El tribunal de Carolina del Norte a cargo del juicio tuvo que designarle un abogado de oficio para llevar a cabo el proceso que terminó con la cadena perpetua a Hill.