Edith Macefield rechazó vender su casa a una constructora por un millón de dólares. Disney eligió usar el inmueble para promocionar la película UP. (Foto: Facebook / Edith Macefield House).
Edith Macefield rechazó vender su casa a una constructora por un millón de dólares. Disney eligió usar el inmueble para promocionar la película UP. (Foto: Facebook / Edith Macefield House).

El dinero no lo compra todo y eso lo supo muy bien Edith Macefield, una mujer de 84 años que alcanzó popularidad en el 2006, cuando se negó e vender su casa a un centro comercial de por un millón de dólares. La se volvió y hasta ahora sigue inspirando a los usuarios en las redes sociales.

La vivienda está ubicada en Seattle, la ciudad más grande del estado de Washington y que alberga una gran industria tecnológica, según recuerda . En 1952 la casa había sido comprada por Alice Macefield para que viva con su hija Edith Macefield, según el , a un precio de 3 mil 750 dólares.

Fue en el año 2006 que la vivienda estuvo en los ojos del mundo. Alice se negó a recibir un millón de dólares para que una constructora de edificios construya un centro comercial. Fue la única habitante del vecindario, de acuerdo a medios internacionales, que rechazó la oferta.

Debido a esta decisión, los constructores tuvieron que trabajar en los alrededores de la vivienda. Lo paradójico fue, según recuerda , que la anciana hizo amistad con Barry Martin, gerente de construcción que trabajó en el desarrollo de la obra. El hombre la llevó al hospital, a restaurantes, entre otras cosas.

Falleció dos años después

Edith Macefield falleció dos años después, víctima de un cáncer, y dejó al cuidado de la casa a su amigo Barry Martin, quien terminó vendiéndola a 310 mil dólares porque se encontraba sin trabajo durante una ‘recesión’ económica.

En declaraciones a Strange Inheritance de Fox, reveló que su amiga en realidad no se había opuesto al centro comercial, sino que solo quería quedarse. “Mucha gente pensó que ella estaba en contra del desarrollo, pero ese no era el caso en absoluto. Era más un caso de que ella no quería pasar por el ejercicio de tener que mudarse”, indicó.

Edith Macefield y su amigo Barry Martin en las afueras de la casa de Seattle. (Foto: Fox).
Edith Macefield y su amigo Barry Martin en las afueras de la casa de Seattle. (Foto: Fox).

¿La casa fue inspiración para la película UP?

Varios medios afirmaron en los años anteriores que la famosa vivienda había servido de inspiración a los directores de UP, pero lo cierto es que la producción de la película empezó en el 2004.

Sin embargo, Disney eligió usar la casa de Edith para promocionar la película, y colocaron globos de distintos colores en la casa, tal como se aprecia en la escena del viudo Carl Fredricksen.

Casa sigue estando en el mismo lugar

Pese a que pasaron más de 10 años del deceso de la octogenaria, la casa no ha sido derrumbada y continúa en Seattle, rodeada de edificios.

Casi que no puedo moverme. Pero nunca renunciaré a la alegría que mi madre y yo encontramos aquí”, había dicho antes de morir la mujer.

Las personas que pasan hoy en día por la calle donde está ubicada la casa aprovechan para tomarse fotografías con los globos que adornan la vivienda.