Diverso grupo de amigos discutiendo un libro en la biblioteca. Directamente arriba. (Imagen: istockphoto / EmirMemedovski)
Diverso grupo de amigos discutiendo un libro en la biblioteca. Directamente arriba. (Imagen: istockphoto / EmirMemedovski)

Joslyn tiene 14 años, reside en el pequeño pueblo de Kutztown (Pensilvania) y se hizo en todas las por emprender una iniciativa ante la ola sin precedentes de prohibir obras escolares en (EE.UU.). Según comentó la propia adolescente, autoproclamada “nerd de los libros”, no está dispuesta a aceptar ninguna medida que ponga en peligro la libertad.

detallaron que existen varios informes que muestran los intentos de censurar libros escolares durante los últimos nueve meses. Estas restricciones se dirigieron directamente a escritos que abordan temas “LGBTQ, raza y racismo”.

La historia detrás del club de lectura prohibida

A medida que se aplicó esta controvertida disposición en Pensilvania como en otros distritos escolares norteamericanos, Joslyn Diffenbaugh sintió la necesidad de hacer algo. “Es realmente problemático porque los libros son la única forma en que puedes estar en el lugar de otra persona”, comentó la estudiante de octavo grado.

Al igual que muchos jóvenes en territorio estadounidense, Joslyn formó su “Club de libros prohibidos para adolescentes” () donde los integrantes podían leer y hablar sobre las obras censuradas en las centros educativos.

“Estos libros son grandes obras de literatura, y realmente no entendía por qué tanta gente quería prohibirlos. Es importante que la gente lea estos libros porque les ayuda a crecer”, precisó Diffenbaugh.

Club de libros prohibidos recibió apoyo

Al recibir la ayuda de su madre, Joslyn siguió adelante con su proyecto y se acercó a Firefly Bookstore, una tienda local, para consultar si estarían dispuestos a facilitar un espacio, tal y como informó . “Queríamos que estuviera abierto a niños de otros distritos, y queríamos la libertad en la que todos pudieran expresar sus opiniones sin que nadie dijera que esas opiniones son incorrectas”, indicó la joven.

Afortunadamente, los miembros del establecimiento se sumaron a la iniciativa y Teen Banned Book Club celebró su primera reunión en enero. Desde entonces, el grupo de 12 adolescentes ha leído novelas como “Animal Farm”, “1984″, “Melissa”, “Stamped: Racismo, antirracismo y tú”, entre otras.

Censura de libros en Estados Unidos

Funcionarios de la Asociación Estadounidense de Bibliotecas, la Coalición Nacional contra la Censura y otros defensores de la libertad de expresión han alertado que durante el 2021 han aumentado los esfuerzos de censura en diferentes comunidades, reporta Los Angeles Times. Un ejemplo es la novela Gender Queer: A memoir, que fue retirado de los estantes de las escuelas secundarias en Florida, mientras que en Misssouri un proyecto de ley prohibiría a los maestros utilizar el 1619 Project, un número especial del New York Times que se centra en la esclavitud.